Ladrones de tiempo

Cómo perdemos el tiempo
¿Cómo y en qué perdemos el tiempo?

 

Quizás hoy, como nunca antes en la historia, tenemos más posibilidades de perder el tiempo y dejar que se nos vaya por el desagüe. Revisa el cuestionario que verás abajo, pregúntate cuáles son los cinco (5) principales ladrones de tiempo que tienes y márcalos uno a uno dando clic (Termina pulsando el botón “Vote” y podrás ver los resultados generales). Posiblemente descubras cosas sobre tu vida que no sabías…Leer más »

Anuncios

El supermercado de la mitología cuántica

fisica-cuantica-WTF

Hace unos doce o quince años para acá, ha tomado fuerza la idea de lo “cuántico” y tal parece que se volvió la mejor excusa para ponerle un cascarón científico al pensamiento mágico que nos ha acompañado por siglos. Hay explicaciones, causas–efectos, estrategias, talleres, libros, intervenciones, medicinas, psicoterapias, caminos al éxito, coaching, neuro–mierda y otro tanto de juegos mentales–comerciales que se basan en esa clase de “magia–científica” para “lograr todo lo que nos proponemos”.

Leer más »

La realidad inventada ¿Cómo sabemos lo que creemos saber? (Leído)

¿Has sentido últimamente que aquello que crees que es “real” no lo es tanto? Más que responderte sí o no a la pregunta, lo importante aquí es cuestionarte el porqué de las dudas y que, “aquello que das por sentado”, tiene tantas aristas, manifestaciones y relaciones implícitas, que es difícil saber si “es lo que es” en realidad. De eso se trata este libro; pocas veces un producto tan técnico logra atraparte de esta manera, intentaré hacer una breve síntesis de lo más fascinante que nos ofrecen estas 278 páginas.Leer más »

Entrenamiento para el juicio final…

juicio-final
Juicio final ante Osiris, papiro egipcio. El corazón, símbolo de la consciencia y la moralidad, es pesado por Anubis; el contrapeso era la pluma de Maat, símbolo de la verdad y la justicia universal.

Si cada uno de nosotros hiciera el ejercicio de pensar en qué le van a poner en el lado de la balanza de las “buenas obras” y en el otro lado de las “malas actuaciones”, quizá la discusión se convertirá en una bizantina contradicción de ambivalencias.Leer más »

Ocio, la felicidad de no hacer nada (leído)

Oso Panda comiendo Bambú plácidamente. Una clara imagen del ocio. Ocean Park, Hong Kong, mayo de 2011
Panda comiendo bambú plácidamente. Una clara imagen del ocio. Ocean Park, Hong Kong, mayo de 2011

“El verdadero lujo de nuestra época es el tiempo”

Con esta sugerente frase el físico y periodista Ulrich Schnabel nos abre la puerta a esta concepción totalmente distinta. Con este libro empiezo una nueva tendencia en el blog relacionada con la lectura de libros y mis comentarios sobre ellos. Aunque ya lo he hecho tímidamente, hasta ahora no me había atrevido a crear entradas completas de este estilo y qué mejor que empezar con este estupendo libro que tiene que ver con mantener las cosas simples y la cultura del slowdown. Sin más preámbulos entremos en materia.Leer más »

El tiempo por el desagüe

desague

¿Por qué si la vida es tan corta, hacemos tantas cosas que no nos gustan y tan pocas cosas que nos apasionan?

Hace poco fue mi cumpleaños. Como dicen por ahí: “Estoy en una edad en la que estoy demasiado viejo para buscar trabajo y demasiado joven para morir”. Esta parece ser toda una cuestión existencial, pero vista con calma, tiene más de las socorridas enfermedades sociales de las que tanto he conversado en el blog.

Finalmente ¿Quién es el que pone el límite? ¿Quién juzga eso? Pues todos nosotros, el colectivo. Todo esto se ha convertido en una costumbre. Un laptop comprado hace tres años es viejo, así funcione perfectamente y así los nuevos hayan evolucionado muy poco. Lo mismo parece ocurrir con todos nosotros: nos hemos acostumbrado a tratar a los demás y a nosotros mismos como material desechable, como bienes consumibles.Leer más »

El peluquero o de los políticos en campaña

elecciones

 

Me llegó esta pequeña historia y no quise dejarla pasar:

Un día, un florista fue al peluquero a cortarse el pelo. Luego del corte pidió la cuenta y el peluquero le contestó:

– No puedo aceptar dinero. Esta semana estoy haciendo servicio comunitario.
El florista quedó agradecido y dejó el negocio.

Cuando el peluquero fue a abrir el negocio, a la mañana siguiente, había una nota de agradecimiento y una docena de rosas en la puerta.Leer más »

Conversación con Andrea, la que liga

Andrea055

Hola Andrea, no sé quién seas y en realidad no importa. Tu papelito, como muchos, llegó a mis manos un día que estaba en el centro de la ciudad y caminaba hacia el metro. Lo que muchos hacemos es que evitamos recibir esta clase de publicidad porque normalmente ofrece basura y los papelitos en sí mismos se convierten en más basura.

El miligramo de responsabilidad social-ambiental que me queda activa mis neuronas motoras para no recibir esta clase de publicidad. Esta vez fue diferente, no sé cómo decírtelo, pero no pude aguantarme las ganas de recibir tu papel y una vez me subí al tren y tuve tiempo de leerlo me surgieron muchas preguntas  y cosas que quiero decirte. No es nada personal, no es por ti porque ni siquiera te conozco, es por lo que hace mucha gente como tú.Leer más »

Al naranjo no le importa ser roble: La ilusión del éxito

Tomado de: 2 / 2 Steve Lambert, Capitalism Works for Me! (True/False) https://www.artsadmin.co.uk/projects/2-degrees-festival
Tomado de: Steve Lambert, Capitalism Works for Me! (True/False) https://www.artsadmin.co.uk/projects/2-degrees-festival

Bien, hoy es el gran día en el que te das cuenta de que lo has hecho a lo grande; eres el “entrepeneur” del que cualquiera está orgulloso, tienes en tus manos la “super compañía” o el “star up” excepcional que produce millones… o si no es este el camino, entonces  tienes el empleo de lujo en una compañía de alta reputación y te pones el sueldo que pocos tienen. Sí señores, tienes prestigio, fama, reputación, todos te buscan (sobre todo para venderte cosas), alardeas un poco en Facebook, lo dejas bien en claro en Linkedin y a nadie le cabe duda de que en el libreto social encajas en el estándar más alto, hiciste bien la tarea y no hay dudas de que “triunfaste”.
Leer más »