10 lecciones que me dejan un brazo roto y un cálculo renal

La enfermedad es siempre una ruptura en la transparencia de la salud. Es también una condición necesaria en la dualidad que vivimos para comprender la idea de la salud. Si antes tenía alguna duda de la importancia de la salud, ahora tengo el 100% de certeza… aquí van algunas lecciones que quiero compartir:Leer más »

Anuncios

Candy Crush y las 15 lecciones que me ha dado para la vida

Candy-crush-lecciones

Luego de recorrer 740 niveles en Candy Crush creo que tengo suficiente “autoridad moral” para decir por qué este juego, aparte de ser verdaderamente adictivo, cada vez me deja más enseñanzas profundas para la vida. Aquí voy:

1. Insistir, persistir, resistir y nunca desistir

Me he visto a punto de desinstalar la app que tengo en el iPad o de definitivamente no volver  a jugar, pero me digo: ¡No desistas, sigue luchando, lo vas a lograr! Y efectivamente lo logro. No rendirme me ha hecho llegar tan lejos como he podido y cada vez me vuelvo más persistente. Mientras más lucho, más avanzo y más logro; cada vez tengo más recursos para resolver los nuevos retos (niveles) que se me van presentando.Leer más »

Lecciones aprendidas de un bloguero principiante

Lecciones aprendidas de este primer año (2014)

10 enseñanzas que me llevo y que te pueden servir a ti

Lo más apasionante de construir un blog, si es que te lo tomas en serio, es que a toda hora te reta a pensar ¿Cómo hacer de este un espacio digno de ser visitado por cualquiera que tenga una necesidad que yo pueda resolver? Probablemente estas lecciones que mencionaré no sean solo las mías, sino las de muchos otros blogueros que ya hay en la red. Tal vez también le sirvan a alguien que esté empezando [o pensando en embarcarse] en esta aventura.

Leer más »

Un día más sin usar el trinomio cuadrado perfecto

mala-educacion (3)

11 ideas sospechosas que aprendemos en la vida escolar

Sin duda, uno de los lugares donde mejor se incuban nuestras complicaciones vitales es en la escuela (colegio) y otro tanto en nuestra familia de origen. Me centraré en ese bizarro mundo escolar donde estuvimos expuestos a tantas cosas con las que finalmente no pudimos hacer nada. Será una revisión breve con una simple intención: abrir los ojos y darnos cuenta de qué es todo aquello que nos enseñaron, que aprendimos y que seguimos repitiendo sin darnos cuenta.

Aquí no mencionaremos nada sobre cuál método pedagógico es mejor, ni cual país tiene el mejor sistema educativo o qué tipo de escuela y educación básica es recomendable. Ya hay suficiente gente escribiendo sobre eso. Mi interés aquí es que cada uno haga el ejercicio de saber finalmente qué toma y qué deja de la educación que recibió y, sobre todo, que descubra qué puede usar o qué le falta para ser el “ciudadano” que quiere ser.

Leer más »

El riesgo de quedarse con una sola explicacion

Pescador2

Un viejo pescador, después de pescar en un mismo lago durante casi veinte años, aseguraba que allí el pez más pequeño era de tan solo 50 cm. A él acudían todos los jóvenes que se iniciaban en el arte de la pesca artesanal y efectivamente todos corroboraban lo enseñado por el pescador, al punto que daban por hecho que era así.

Leer más »

Lo que me hubiera gustado que me enseñaran sobre la vida interior

camino-mistico

Afuera es como es adentro. En las entradas anteriores le conté a mi “yo pasado” algunas lecciones sobre lo que me hubiera gustado que me enseñaran sobre el dinero y la vida práctica. En esta última entrega revisaremos las lecciones que tienen que ver con el fondo de todo, con lo realmente importante: lo que viene de adentro es lo que forja y manifiesta las cosas del afuera.Leer más »

Lo que me hubiera gustado que me enseñaran sobre la vida terrenal

oveja negra

En la entrada pasada ya le conté a mi “yo pasado” lo que mi “yo presente” ha podido aprender sobre el dinero. Ahora veremos algunas lecciones sobre la vida práctica o terrenal.

1. Actúa en pequeño, piensa en grande y ponte un límite: Vas a vivir en la sociedad de los superlativos y la comparación. Siempre estarás en guardia revisando quién tiene más o puede más y terminarás construyendo una vida permanentemente frustrada porque al final descubrirás que casi nunca hay límites para el “progreso” y la “in-suficiencia”. Este ambiente te impregnará de unas enfermedades que son como un cáncer: “la enfermedad del dinero”, “la carrera de ratas” y la “impotencia”, de las que ya hablamos en la entrada anterior.

Leer más »

Lo que me hubiera gustado que me enseñaran sobre el dinero

carrera-ratas

Lo bueno de tener la edad suficiente para poder contar los eventos por décadas es que te permite comparar y poner las cosas en perspectiva. Uno de los problemas que afrontamos cuando tenemos poca edad es que casi todo es reciente, nos cuesta trabajo ver los patrones vitales y creemos fácil “en versiones únicas”. Los años van aportando variedad, pero también algo llamando “experiencia” y empezamos a creer que todo se puede predecir basado en el pasado. Este es un tremendo error que, si nos descuidamos, complejiza la vida.

Esta entrada es el comienzo de varias en las que le contaré a mi “yo pasado” lo que mi “yo presente” ha empezado a entender a medida que abre los ojos y va despertando. Iniciemos con siete lecciones relacionadas con la vida financiera.Leer más »

Viviendo anestesiados: 10 claves para recuperar la capacidad de asombro (segunda y última parte)

capacidad-asombro-mantenlosimple2

 

Todo el tiempo me relaciono con gente que se “asombra” del conocimiento de otros. También me encuentro con esa misma gente en situaciones en las que dicen que “no saben algo”, pero tampoco hacen nada por aprenderlo. Otra porción de esa gente está esperando el momento para empezar otro posgrado (casi siempre la espera tiene que ver con disponer del dinero y el tiempo suficiente) y seguir adornando su curriculum vitae. La impresión que me da es que terminan estando tan cómodos y pasivos con lo que saben que se vuelven “anti-curiosos” (si es que esa palabra existe) y cuando me los encuentro siguen siendo los mismos de siempre… ¡Ah! Y por cierto, gente poco interesante.Leer más »

El valor y la valentía de “no saber”

duda-no-seProbablemente hemos afrontado situaciones en las que recibimos las miradas acusadoras o burlonas de algunos seres que nos juzgan cuando decimos: “no sé”. Crecemos en una cultura que nos premia por vomitar respuestas y nos castiga por rumiar preguntas. Nadie dice que haya que pasar por la vida sin “saber” nada, pero tampoco hay que llevar el juego al extremo de que tengamos que inventarnos incluso lo que no sabemos para poder “quedar bien” con los demás.Leer más »