Hay que enseñar a cuidar las cosas

Cuidar

Hace poco escuchaba a una persona cercana que me decía que sus “niños a veces son dañinos y es mejor no tener determinadas cosas…”. He de reconocer que en ese momento su respuesta despertó en mí una oleada de pensamientos relacionadas con creencias profundas que tengo frente a este asunto del respeto y el cuidado de las cosas. Esto fue lo que en principio le respondí:Leer más »

Síntomas de que estás ascendiendo

La Ascensión parece ser el destino definitivo de nuestro planeta y de todos los que lo habitamos.  Se trata de un destino pero también de un proceso y lo único que supone, como si fuera poco, es un cambio de estado de consciencia.

Se trata de pasar de la experiencia en Tercera Dimensión, que ha sido el estado que hemos vivenciado hasta ahora, donde la realidad es dual, condicionada y presa de una concepción del tiempo lineal, a la experiencia en Quinta Dimensión, que es una experiencia de manifestación y co–creación inmediata basada en la incondicionalidad y la unidad.Leer más »

Métodos sencillos y probados para caer mal y que nadie te aguante

Cada vez más se hace más vomitiva y asfixiante la vida colectiva, ese delirio que pretendemos vivir ahora, esa obsesión por la fama y la aceptación. A muchos nos provoca salir corriendo, quitarlos a todos del camino o inventar algo para que se callen, para que vuelva el silencio, para borrar este error y volver a empezar (“El infierno son los otros” JPS). Existen varios métodos probados para desquiciar a los demás sin desquiciarnos:Leer más »

El supermercado de la mitología cuántica

fisica-cuantica-WTF

Hace unos doce o quince años para acá, ha tomado fuerza la idea de lo “cuántico” y tal parece que se volvió la mejor excusa para ponerle un cascarón científico al pensamiento mágico que nos ha acompañado por siglos. Hay explicaciones, causas–efectos, estrategias, talleres, libros, intervenciones, medicinas, psicoterapias, caminos al éxito, coaching, neuro–mierda y otro tanto de juegos mentales–comerciales que se basan en esa clase de “magia–científica” para “lograr todo lo que nos proponemos”.

Leer más »

Treinta experimentos de asociación libre (1 a 10)

 

Esto es muy personal. Casi nunca hacemos experimentos de asociación libre. Acá va uno que quizás pueda ser el tuyo. Si no te interesa leerlo (no te culpo por eso…) puedes tomar las palabras y hacer tu propio experimento. Toma tiempo, pero es enriquecedor. A veces la redacción puede ser extraña y salirte ideas retorcidas (también unas sublimes y elevadas), pero no pierdas el chance de ver qué te sale de adentro. Leer más »

Llega el momento en que tus demonios piden un infierno más grande (y P2)

Tus demonios en realidad no te piden un infierno más grande, sino que necesitan tomar el espacio necesario para habitar cómodamente según tu propia ignorancia. Es tu infierno, pero no lo administras; como tampoco sabes qué tamaño tiene entonces mandas toda clase de demonios para que vivan allá y la población crece y crece.Leer más »

Llega el momento en que tus demonios piden un infierno más grande (P1)

¿Qué es lo más bajo y oscuro que puedes experimentar? Nuestra sombra es algo que nos pertenece, que nos describe. Somos el cielo y el infierno, la luz y la oscuridad al mismo tiempo; somos la dualidad que intenta unificarse en nosotros. Me pregunto si esto tiene límite, hasta dónde llegará, qué seré capaz de hacer o dejar de hacer, qué seré capaz de hacer, de ignorar, de escupir.

Leer más »

Día 3: Cambia y si no hay cambios cámbialo todo y cambia

cambio

Hemos hablado mucho del hastío y de la aburrición ¿Todavía no sabes qué es lo que te aburre en el fondo? Ah, se me olvidaba que nos sabes qué es el fondo porque todavía no lo has tocado. No sabes qué es “tocar fondo”. Ya quisiéramos tocar fondo de nuevo, pero esa es una cuestión que ocurre pocas veces en la vida. Es una bendición escasa.Leer más »

El arte y la ciencia de la indiferencia interior

indiferencia

Hace unas semanas vi un aviso publicitario que empezaba con una frase: ¿Qué te has preguntado últimamente sobre ti? Naturalmente la pregunta no trascendía de ahí, porque pronto el anuncio te llevaba a pensar en ti como consumidor:  “¿Lo que tienes sí es digno de ti…? Si no, entonces te mereces algo mejor… entonces debes comprar… conseguir tal y cual cosa”.Leer más »