El Camino de Santiago y lo que hizo en mi (P2 de 2)

Llegada a Santiago de Compostela, luego de terminar el Camino

El Camino y mis notas decantadas tres meses después

En la primera parte ya comenté de qué iba la logística y todo lo que implica hacerlo. Ahora quiero concentrarme en la vivencia. Sin más preámbulos… ¡Buen Camino…!

Leer más »

El zapato es el contexto

Ojalá se nos educara y entrenara más para escribir. Cuando escribes te obligas a tener que organizar mejor tus ideas, porque las palabras escritas son implacables, te dejan en evidencia. Cuando estás “hablando y diciendo” (oralmente) quien te escucha tiene cierta propensión a tolerar la improvisación y el error momentáneo, pero quien lee es alguien que tiene en su cabeza el paradigma del texto estático y, en consecuencia, espera que haya cierta estructura, preparación y organización de tu parte. Por eso, entre muchas otras razones, caemos fácil en la trampa de creer que lo escrito, por estar escrito, es “verdadero”.

Leer más »

El Regreso

Luego de más de un año sin expresar nada por acá… he regresado. Este ha sido un tiempo complejo, extraño, difícil de explicar y de comprender. Para muchos de nosotros, quizás se trató de un tránsito de reacomodo y resignificación. Cada quién usará el término y la concepción que mejor le sirva.

Hace años había escrito unas entradas relacionadas con el viaje del héroe (Hero journey) o también conocido como el “monomito”, tal y como lo explica el [brillante] Joseph Campbell en su obra maestra “El Héroe de las Mil Caras”. Podría decir en carne propia que este tramo entre 2020 y 2022 me ha mostrado lo que es un regreso de un viaje mítico y la comprensión de por qué el viaje del héroe es una condición permanente de la vida.

Leer más »

Vivir improvisando un día a la vez

Esa pensadera, esa necesidad casi compulsiva de estarle poniendo un orden, una etiqueta y un aparente sentido a las cosas, es lo que nos mantiene atrapados en la razón. Se supone que a nuestra edad ya deberíamos tener perfectamente claro qué es lo que queremos hacer con nuestras vidas, haber definido un minucioso plan para conseguirlo y desglosar un profuso cronograma con las acciones que hay que emprender.Leer más »

La prueba de la lotería

Muchos de nosotros no sabemos realmente qué queremos hacer con la vida. Sentimos que lo que hacemos no nos satisface, pero que nos toca hacerlo porque parece que no hay más salida y quisiéramos estar haciendo otras cosas que nos llenen más o a las que les encontremos más sentido.

Eso que queremos posiblemente no lo hacemos porque creemos que necesitamos dinero y no sabemos cómo sobreviviríamos o no se nos ocurre una manera de que eso nos dé dinero. Quiero proponerte un método simple al que he llamado “la prueba de la lotería”. No sé si sea una creación original mía, pero hace un par de días en una conversación telefónica se me ocurrió de repente y funcionó.Leer más »

Sanar

Mago-Sanar

Y el anciano mago dijo:

Sanar heridas no es hacerse reiki, colocarse cristales y abrirse Registros.

Sanar no es leerse tarot, tomar flores de Bach y pendulear con un hebreo.
Sanar no es sólo armonizarse.

Sanar es HACERSE CARGO, y eso no es para cualquiera, es solo para valientes y corajudos que se animan a adentrarse al alma , seguir su guía y dirección.Leer más »

No es amor al orden, es amor a la armonía

Me he dado cuenta de que a algunos nos tiene sin cuidado el orden y la disciplina, así como el rigor y el cumplimiento. Vemos con cierto desdén esas “virtudes” del mundo de los “valores patriarcales”, o lo que es lo mismo, esos condicionantes de los “buenos niños” para que nos quieran los demás, en especial nuestros “padres reales” o los “padres imaginarios” que vamos adoptando–creando conforme pasa el tiempo y vamos creciendo [y envejeciendo]. Definitivamente en nombre del orden hemos hecho mucho daño y hemos roto todas las armonías. Solo mírate y mírame para que lo entiendas.Leer más »

Las dudas que en la noche eran tinieblas, son simples tonterías a la luz del Sol

¿Recuerdas cuáles han sido tus momentos más oscuros hasta ahora? ¿Cuáles han sido tus noches oscuras del alma? ¿Qué pensabas en ese momento? ¿Cómo te sentías? Era como estar en el fondo de un hoyo oscuro y sin salida. Mirabas para los lados y no veías nada; mirabas hacia arriba con la esperanza de encontrar luz y una pista de cómo salir… y tampoco… lo único que había era más oscuridad… Entonces ¿Cómo saliste?Leer más »