Las dudas que en la noche eran tinieblas, son simples tonterías a la luz del Sol

¿Recuerdas cuáles han sido tus momentos más oscuros hasta ahora? ¿Cuáles han sido tus noches oscuras del alma? ¿Qué pensabas en ese momento? ¿Cómo te sentías? Era como estar en el fondo de un hoyo oscuro y sin salida. Mirabas para los lados y no veías nada; mirabas hacia arriba con la esperanza de encontrar luz y una pista de cómo salir… y tampoco… lo único que había era más oscuridad… Entonces ¿Cómo saliste?Leer más »

El Hoyo: un análisis aficionado para que no te molestes en leerlo

No espero que nadie lea esta entrada. Es la primera vez que escribo una entrada espontánea y a dos manos. Esta vez la protagonista fue mi amiga del alma, Claudia Mesa. Hace unos días me recomendó que me viera las películas “El Hoyo” (la española) y “Parásitos” (la coreana). En la noche del jueves pasado hice la tarea de ver El Hoyo y hoy sábado le di mis comentarios. Si no te has visto la película, no sigas, si ya la viste, no importa que leas esto. En todo caso, no quería dejar perder este humilde y desapasionado análisis de lo que más nos gustó de una película que, para nuestro gusto, es sencillamente brillante.

Este diálogo transcurre a través de un chat de Whatsapp, así que me di a la tarea de copiarlo tal cual y sin correcciones. De antemano me excuso por los posibles errores.

Leer más »

Once síntomas de un alma desencantada

 

La oscuridad en la que se mueve un alma desencantada

¿Quién te mandó a meterte en este delirio?

Estamos todos cansados de muchas cosas. Estar vivos en este planeta parece que se ha vuelto una carga difícil. Va pasando el tiempo y no entiendes de fondo qué es lo que pasa. También es posible que en ocasiones te preguntes qué sentido tiene todo esto, para qué venir a vivirlo.

Es como si cada vez te hundieras más y más en el hoyo sin fondo de un círculo vicioso existencial incomprensible. Vas al supermercado y te encuentras una avalancha de libros de autoayuda cuyo título te invita a estar en paz, a ser feliz y a “encontrar tu camino” … ¡Zas! Terminas enganchado (a) porque todos sabemos que algo de eso nos falta… por eso los venden en supermercados, vamos a esos lugares a conseguir aquello que nos hace falta. Por eso somos buscadores permanentes de la confianza que perdimos en nosotros mismos, el problema es que la buscamos afuera.

Veamos los diez síntomas de este desencanto espiritual:Leer más »

Treinta experimentos de asociación libre (1 a 10)

 

Esto es muy personal. Casi nunca hacemos experimentos de asociación libre. Acá va uno que quizás pueda ser el tuyo. Si no te interesa leerlo (no te culpo por eso…) puedes tomar las palabras y hacer tu propio experimento. Toma tiempo, pero es enriquecedor. A veces la redacción puede ser extraña y salirte ideas retorcidas (también unas sublimes y elevadas), pero no pierdas el chance de ver qué te sale de adentro. Leer más »

Llega el momento en que tus demonios piden un infierno más grande (y P2)

Tus demonios en realidad no te piden un infierno más grande, sino que necesitan tomar el espacio necesario para habitar cómodamente según tu propia ignorancia. Es tu infierno, pero no lo administras; como tampoco sabes qué tamaño tiene entonces mandas toda clase de demonios para que vivan allá y la población crece y crece.Leer más »

Llega el momento en que tus demonios piden un infierno más grande (P1)

¿Qué es lo más bajo y oscuro que puedes experimentar? Nuestra sombra es algo que nos pertenece, que nos describe. Somos el cielo y el infierno, la luz y la oscuridad al mismo tiempo; somos la dualidad que intenta unificarse en nosotros. Me pregunto si esto tiene límite, hasta dónde llegará, qué seré capaz de hacer o dejar de hacer, qué seré capaz de hacer, de ignorar, de escupir.

Leer más »

El camino del héroe: la noche oscura del alma (4)

Lonely man walking on a beach

No todo en el camino del héroe son laureles, pruebas superadas y triunfos. También están presentes los momentos de desesperación, tristeza, soledad y confusión. El héroe se tiene que medir por sí solo a las pruebas y a la incertidumbre de verse vulnerable, enfrentando lo que se conoce como: la noche oscura del alma.Leer más »

El camino del héroe: La Iniciación (3)

rito-de-paso

¿Te has sentido en medio de un ritual de iniciación en algún misterio de la vida? Ya no iniciamos el alma en ningún saber oculto; simplemente llenamos la cabeza de títulos y conocimiento instrumental para encajar en un sistema donde todo es consumible, rentable y pre-diseñado. La iniciación en el camino del héroe es un paso crucial para el proceso que se emprende una vez estamos arrojados a la aventura. Como lo aclara Campbell en su libro:Leer más »

El Camino del Héroe: Negarse al llamado o decidirse a cruzar el umbral (2)

ballena-jonas

Seguramente nos hemos sentido estancados, perdidos, sin rumbo y sin propósito. Decimos que estamos “de malas” y dejamos “al afuera” la raíz de todo lo que nos ocurre, como si el mundo nos debiera algo. Vienen a nuestra puerta múltiples llamadas a la aventura y varias de ellas simplemente no las contestamos o les damos la espalda; de un portazo nos negamos quizás por aferrarnos a la idea de seguridad que abrigamos. Ya hemos revisado el llamado a la aventura cuando es aceptada. Lo que viene a continuación es el costo de no aceptar el llamado, a lo que Campbell se refiere como:Leer más »

Breve historia del día en que acepté la aventura

country road

Fue el 26 de abril de 2006, y justo regresaba de unas largas y poco planeadas vacaciones. Todo empezó con una llamada telefónica como a eso de las 9:00 de la mañana: era mi jefe de ese tiempo, venía de camino del aeropuerto y luego de un breve saludo me dijo con prontitud que me dirigiera a otra sede de la compañía donde debíamos reunirnos con alguien más y que luego me quedara con ella para revisar personalmente algo importante que tenía que ver conmigo.Leer más »

El Camino del Héroe: La separación y el llamado a la aventura (1)

Dios_mercurio_Anamabe

Cualquier cosa que te cambie las tripas de lugar es el comienzo del camino del héroe… La llamada es el primer paso: Tienes un pálpito, sientes que algo te va a pasar, algo absolutamente tentador y seductor, algo que no tienes ni idea sobre si es “bueno” o “malo” o sobre cómo saldrá. La llamada a la aventura puede ser para vivir o para morir. Puede ser la promesa de una nueva vida o un absoluto fracaso. La llamada a la aventura encierra temor y, sobre todo, riesgo.Leer más »