¿Cuánta gente se necesita para cambiar el mundo?

el-pdoer-de-uno

Una sola persona: Tú. Nadie más. Ni el vecino, ni el cura, ni tu pareja, ni el político de turno, ni tus hijos, ni tus padres, ni tu terapeuta, ni tu médico, ni tu coach, ni la dieta. Solo tú mismo (a).Leer más »

Anuncios

La lealtad es un privilegio de las almas libres

 

el-perro-leao

Esta fue una de esas ideas que vienen desprevenidamente cualquier tarde caminando hacia el metro de regreso a casa. Es como una flecha que te entra y te desgarra el alma por dentro… y luego se queda como una vocecita repitiéndose como si fuera un eco: la lealtad es un privilegio de las almas libres… la lealtad es un privilegio de las almas libres… la lealtad es un…

Leer más »

¿Qué harás cuando te bajes del yate?: El miedo a la imagen pública

Chicas en bikini-yate-2

No te preocupes por lo que le piense la gente, generalmente no están pensando nada útil

Es amplio el espectro de infelicidad actual porque estamos demasiado pre–ocupados por “cuidar” nuestra imagen pública… Trabajo muchísimo alrededor de ese miedo con mucha gente que, si les tocara venderían el alma y hasta a su mamá solo por “quedar bien”, solo por “dar la mejor imagen posible” ante los demás, no sé realmente para qué, porque al final del proceso siempre nos damos cuenta de que a nadie le importa, la supuesta imagen que quieren dar muy rara vez tiene consecuencias. Es un cuento sobrecogedoramente psicótico.Leer más »

Una pregunta peligrosa

simplemente-soltar

– Yo sé por qué quiero acabar con eso

–¿Por qué?

–Porque me metí en esa relación en un momento de mucha soledad y ambos nos sentíamos igual. Adicional a eso no puedo negar que la pasamos bien, pero en el fondo estoy más por su compañía y por la costumbre de estar con alguien que porque en realidad me llene de verdad. Hmmm, pensándolo bien, hasta me da “cosa” pensar en qué haré los sábados en la tarde o qué hago si me invitan a una fiesta porque no tendría con quién ir.

–¿Y entonces…? ¿Qué te impide cortar con eso de una vez?

–Pues lo que te digo, yo sé cómo están las cosas, en cierta forma me sirve estar ahí, es como un “pequeño sacrificio” que hago. Tampoco es tan malo…Leer más »

Técnicas básicas para mandar a la mierda a otros

Mantras-simplicidad

Ojalá nos hubieran enseñado desde pequeños a creer en nosotros mismos. Probablemente la vida sería más simple y tranquila, lejos del complejo entramado de miedos, confusiones y dudas en el que vivimos y del que, infructuosamente, pretendemos salir.  Paralelo a esto, como una forma de expiar nuestra propia inseguridad, también aprendemos a jugar a “cagarnos” en la seguridad de los demás. Revisando un poco el asunto, ensayaré con las siguientes “técnicas” para mandar al carajo a cualquiera, incluso a nosotros mismos.Leer más »

Nadie llega a la tierra prometida sin pasar por el desierto

tierra prometida

Hace tiempo faltaba mucho para ese “algún día”. Hoy ese “algún día” es una realidad.

Tomar una decisión de vida requiere de dosis altas de determinación. Por eso no es tan simple como cambiarse de ropa o comprarse algo de comer. Hace unos días escribía sobre la fuerza interior que me movía: es mejor ser feliz que estar cómodo. Si tienes miedo de dar ese paso para conseguir lo que quieres en tu vida, hoy puedo contarte lo que se experimenta al actuar. Puedo hablarte de lo que concretamente me está pasando, que no es una idea ni una teoría, que no es retórica de “librillo” de autoayuda, sino un resumen de algo real y tangible.

Leer más »

Si no tuviera miedo

simple_sin_miedoSi no tuviera miedo sería libre y viviría una vida distinta a la que tengo ahora. Si no tuviera miedo sería dueño de mi tiempo y no permitiría que otros se adueñaran del mío. Si no tuviera miedo viviría donde quiera y haría lo que quiero y no “lo que creo” que me toca. Si no tuviera miedo tendría menos y disfrutaría más. Si no tuviera miedo tendría una vida más sencilla y más modesta.Leer más »