Treinta experimentos de asociación libre (y 21 a 30)

Así termina el experimento…Leer más »

Anuncios

Treinta experimentos de asociación libre (1 a 10)

 

Esto es muy personal. Casi nunca hacemos experimentos de asociación libre. Acá va uno que quizás pueda ser el tuyo. Si no te interesa leerlo (no te culpo por eso…) puedes tomar las palabras y hacer tu propio experimento. Toma tiempo, pero es enriquecedor. A veces la redacción puede ser extraña y salirte ideas retorcidas (también unas sublimes y elevadas), pero no pierdas el chance de ver qué te sale de adentro. Leer más »

1000

Mantenlo Simple llega a sus primeros mil seguidores. En la tradición judeo-cristiana, el número 1000 tiene una rica simbología. Antiguamente era el número más alto; era complicado llegar a contar algo tangible que siquiera se acercara a ese número, por lo tanto era un ejemplo de multitud, una representación de lo innumerable, de lo indefinido. Hay varios ejemplos de textos bíblicos que hacen referencia al número 1000 como señal de infinitud (2 Pe. 3:8 – Sal 105:8  – Dt. 7:9 – 1 Sam. 21:11 – Apo. 20:2 – Apo. 20:4,6). Leer más »

Llega el momento en que tus demonios piden un infierno más grande (y P2)

Tus demonios en realidad no te piden un infierno más grande, sino que necesitan tomar el espacio necesario para habitar cómodamente según tu propia ignorancia. Es tu infierno, pero no lo administras; como tampoco sabes qué tamaño tiene entonces mandas toda clase de demonios para que vivan allá y la población crece y crece.Leer más »

Llega el momento en que tus demonios piden un infierno más grande (P1)

¿Qué es lo más bajo y oscuro que puedes experimentar? Nuestra sombra es algo que nos pertenece, que nos describe. Somos el cielo y el infierno, la luz y la oscuridad al mismo tiempo; somos la dualidad que intenta unificarse en nosotros. Me pregunto si esto tiene límite, hasta dónde llegará, qué seré capaz de hacer o dejar de hacer, qué seré capaz de hacer, de ignorar, de escupir.

Leer más »

El arte y la ciencia de la indiferencia interior

indiferencia

Hace unas semanas vi un aviso publicitario que empezaba con una frase: ¿Qué te has preguntado últimamente sobre ti? Naturalmente la pregunta no trascendía de ahí, porque pronto el anuncio te llevaba a pensar en ti como consumidor:  “¿Lo que tienes sí es digno de ti…? Si no, entonces te mereces algo mejor… entonces debes comprar… conseguir tal y cual cosa”.Leer más »