El Camino de Santiago y lo que hizo en mi (P1 de 2)

Empezando el camino…

El Camino de Santiago y mis notas decantadas tres meses después

En junio de 2022 cumplí el propósito de hacer el camino de Santiago de Compostela. Esta es una experiencia que sin duda te marca la vida y es difícil quedarte “igual” luego de experimentarla. Ahora bien ¿Por qué hablar de esto tres meses después…? Porque es algo que hay que decantar, porque creo que hay que dejar que la euforia baje y que se pueda tomar en perspectiva. Lo abordaré desde el punto de vista “práctico – terrenal” y otro “interior – espiritual” tratando de resumir lo que implicó para mí…

Leer más »

Cómo comprar libertad: mi relato de la Gran Renuncia

Poca gente sabe que me uní al movimiento de la Gran Renuncia, y no porque me parezca “cool” o porque me interese “identificarme o pertenecer” a algún movimiento, sino porque mis circunstancias ya no daban para más… Este tiempo también puede llamarse “año sabático”; es una visión tranquilizadora y que enamora cuando lo dices, pero que en sí encierra una decisión bastante desafiante. Me parece interesante ahora, luego de casi seis meses de haber ejecutado esta decisión, contar en qué consiste y darle algunas pistas a quién quiera [o tenga curiosidad de] hacerlo.

Leer más »

El experimento de un cuento de redención

Las cosas tienen vida útil finita, los recuerdos no.

“En los cuentos de hadas, la redención alude, específicamente, a las circunstancias en las que alguien que ha sido maldecido o hechizado es liberado a través de ciertas contingencias o sucesos en el curso de la historia”. (Referencia)

Esta historia (¿de amor?), aunque transcurre en el presente, tiene los pies sólidamente puestos en el pasado. Quizás esto es lo que la hace más compleja y difícil de entender porque en las cuentas [mías y de mucha gente] ni siquiera tendría lógica o posibilidad viable de volver a suceder casi catorce años después.

Leer más »

El Regreso

Luego de más de un año sin expresar nada por acá… he regresado. Este ha sido un tiempo complejo, extraño, difícil de explicar y de comprender. Para muchos de nosotros, quizás se trató de un tránsito de reacomodo y resignificación. Cada quién usará el término y la concepción que mejor le sirva.

Hace años había escrito unas entradas relacionadas con el viaje del héroe (Hero journey) o también conocido como el “monomito”, tal y como lo explica el [brillante] Joseph Campbell en su obra maestra “El Héroe de las Mil Caras”. Podría decir en carne propia que este tramo entre 2020 y 2022 me ha mostrado lo que es un regreso de un viaje mítico y la comprensión de por qué el viaje del héroe es una condición permanente de la vida.

Leer más »

Vivir improvisando un día a la vez

Esa pensadera, esa necesidad casi compulsiva de estarle poniendo un orden, una etiqueta y un aparente sentido a las cosas, es lo que nos mantiene atrapados en la razón. Se supone que a nuestra edad ya deberíamos tener perfectamente claro qué es lo que queremos hacer con nuestras vidas, haber definido un minucioso plan para conseguirlo y desglosar un profuso cronograma con las acciones que hay que emprender.Leer más »

Esto no se resuelve con unos días de vacaciones

Lo que nos está pasando no se resuelve con unos días de vacaciones ni con echarnos el cuento de un descanso. Tampoco tiene nada que ver con lo extraño de este año que poco a poco “empieza a pasar de moda” mientras pretendemos volver a la normalidad. Lo que nos pasa es más de adentro y cada vez nos queda menos tiempo para hacer algo y cambiarlo. Te pasa a ti, me pasa a mí y a mucha gente.

Leer más »

La tiranía del “Superyó laboral” y cómo superarla

Antes de que nos mate a todos [en estos tiempos]

Una de las sombras más detestables y alienantes que nos está mostrando este tiempo es el demonio de nuestro “superyó” laboral. Te aclaro que no me refiero a la idea “exitológica” del trabajador super–efectivo, que da “la milla extra” y que es un dechado de productividad. No, para nada, al contrario, hablo de ese demonio que nos ataca a varios, que nos tiene trabajando más de lo necesario y que, a los que seguimos contando con la suerte de tener trabajo [remoto], nos está llevando a que cada día nos sepa más a mierda. Veamos de qué se trata.Leer más »

La vida en “modo avión”

Cuando dejamos el móvil en modo avión sabemos que ese ícono lo detiene casi todo, pero hasta cierto punto podemos seguir operando el equipo y haciendo otras cosas en él. Una parte se adormece, se desconecta para no molestar y el resto sigue andando normalmente o con funciones restringidas.

Lo que nos ocurre en este momento nos da la lección desde la función que es fundamental para sobrevivir: Respirar. Nos acostumbramos a respirar agitados, a respirar mal. Somos poco conscientes de la forma como respiramos. No nos detenemos a respirar ni le damos respiro a nada… y peor aún, detenerse a respirar es visto como un signo de debilidad, falta de motivación, distracción, improductividad y desinterés.

Lo que pasa ahora puede ser un símil del “modo avión”. Tal y como le he visto a mucha gente ignorar la orden de activarlo durante los vuelos, luego de que la tripulación lo solicita, así luce lo que nos pasa ahora a todos. Creo que muchos de ustedes están tan hastiados de conversar del asunto del Covid–19 como lo estoy yo y de toda la ola de info–toxicación estupideces, ansiedad y poesía que ha desatado; así que por ahí no será el tema esta vez.Leer más »

10+1 Minimalismos productivos para ahuyentar ladrones de tiempo

Hace unos días nos hicimos preguntas sobre cuáles eran nuestros ladrones de tiempo y cómo era que les dejábamos asaltarnos. Ahora, más que ponernos a resolver uno a uno (lo cual también podría ser legítimo), pensemos mejor en la vida propia y lo que podemos hacer para que el uso de nuestro tiempo personal sea consciente, empoderado y tranquilo. Leer más »

La gente normal

¿Te sientes muy normal? Quizás sí. Tú y yo muchas veces hablamos de que la “gente normal” como nosotros hace o dice esto, actúa de esta forma o de la otra y así sucesivamente. También tenemos un discurso para reducir lo que NO es normal; incluso este cuento resulta más convincente porque es más fácil entender lo normal hablando desde lo anormal. Es decir, la forma de entender un modelo es reduciéndolo a su contrario y luego contrastándolo (enantiodromía).Leer más »