El Hoyo: un análisis aficionado para que no te molestes en leerlo

No espero que nadie lea esta entrada. Es la primera vez que escribo una entrada espontánea y a dos manos. Esta vez la protagonista fue mi amiga del alma, Claudia Mesa. Hace unos días me recomendó que me viera las películas “El Hoyo” (la española) y “Parásitos” (la coreana). En la noche del jueves pasado hice la tarea de ver El Hoyo y hoy sábado le di mis comentarios. Si no te has visto la película, no sigas, si ya la viste, no importa que leas esto. En todo caso, no quería dejar perder este humilde y desapasionado análisis de lo que más nos gustó de una película que, para nuestro gusto, es sencillamente brillante.

Este diálogo transcurre a través de un chat de Whatsap, así que me di a la tarea de copiarlo tal cual y sin correcciones. De antemano me excuso por los posibles errores.

Leer más »

Confía al cruzar el puente en medio de la niebla

Es fascinante estar en este momento de la historia. Probablemente poca gente lo vea o lo sienta así y es entendible. Cada quien en su realidad, en las tensiones de su propia supervivencia y en su respectivo grado de consciencia, evaluará la misma situación con una escala singular. El asunto de fondo es la pregunta: ¿Cuál es el sentido y propósito superior de todo esto? ¿Esto qué tiene que ver conmigo?

Ahora bien, que si el patógeno fue creado, que si fue un bio–ataque entre potencias, que tiene y no tiene genes insertados de otros virus, que un país lo ha hecho mejor que otro paliando la situación, que un día son tantos y al otro más… que unos mueren y otros sobreviven, que si ancianos o jóvenes, que si soplamos o no soplamos, que en casa debe haber la zona limpia y la zona sucia, que si salimos y no salimos, que la cura mágica, que la cura cierta, que el tratamiento falso, que si un líquido u otro, que esto sí funciona y lo otro no, que lo que se debiera haber hecho o dejado de hacer… y otro largo bla, bla, bla…

Creo que ya estamos llegando al punto de saturación con todo esto. Más y más información, más noticias que no llevan a nada y que lo único que hacen es alejarnos de la gloriosa oportunidad nunca antes vista en muchos siglos.Leer más »

Siete formas como cedemos nuestro poder personal

¿Se te hace un nudo cuando piensas en tu propia “autoestima”? Seguro que muchas veces te has mirado al espejo y te has sorprendido preguntándote por qué tu vida parece hundirse en el mismo lodazal. Tratas de dar tu mejor cara, pero sabes que en el fondo hueles a fraude… y cuando digo fraude no es solo “pérdida” en el sentido de llegar al final de la carrera o salir derrotados…Leer más »

Síntomas de que estás ascendiendo

La Ascensión parece ser el destino definitivo de nuestro planeta y de todos los que lo habitamos.  Se trata de un destino pero también de un proceso y lo único que supone, como si fuera poco, es un cambio de estado de consciencia.

Se trata de pasar de la experiencia en Tercera Dimensión, que ha sido el estado que hemos vivenciado hasta ahora, donde la realidad es dual, condicionada y presa de una concepción del tiempo lineal, a la experiencia en Quinta Dimensión, que es una experiencia de manifestación y co–creación inmediata basada en la incondicionalidad y la unidad.Leer más »

Cuando reconoces cuánto vales ya no concedes descuentos

Esta es una entrada sobre el poder personal. La cuestión se puede entender así de simple: tenemos dos caminos para situarnos frente a la misma situación; uno es el de la víctima y otro el del empoderado. Normalmente funcionamos en automático, con el interruptor ubicado en el modo “víctima” ¿Cómo es esto?

Leer más »

Neuroderechos, privacidad mental y la digitalización de la consciencia

En los últimos 25 años, paralelo al desarrollo de la Internet, Hollywood nos ha tenido sometidos al más variopinto espectro de películas y series dedicadas a la idea de la digitalización de la consciencia. Desde las noventeras “Matrix” y “Piso 13”, hasta producciones más recientes como “Trascendence” (donde al final toca apagar el mundo para poder sobrevivir…), “Black Mirror”, “Altered Carbon” y “Ghost in the Shell”, la ciencia ficción ha exprimido hasta el cansancio este leitmotiv (y los frikis como yo, lo confieso, nos las hemos visto casi todas…).

Ahora el asunto ha dejado de ser fantasía y se ha convertido en una línea de investigación [y de negocio] lo suficientemente seria como para que empecemos a temer por el último bastión de privacidad que nos queda: nuestro cerebro.

Leer más »

Once síntomas de un alma desencantada

 

La oscuridad en la que se mueve un alma desencantada

¿Quién te mandó a meterte en este delirio?

Estamos todos cansados de muchas cosas. Estar vivos en este planeta parece que se ha vuelto una carga difícil. Va pasando el tiempo y no entiendes de fondo qué es lo que pasa. También es posible que en ocasiones te preguntes qué sentido tiene todo esto, para qué venir a vivirlo.

Es como si cada vez te hundieras más y más en el hoyo sin fondo de un círculo vicioso existencial incomprensible. Vas al supermercado y te encuentras una avalancha de libros de autoayuda cuyo título te invita a estar en paz, a ser feliz y a “encontrar tu camino” … ¡Zas! Terminas enganchado (a) porque todos sabemos que algo de eso nos falta… por eso los venden en supermercados, vamos a esos lugares a conseguir aquello que nos hace falta. Por eso somos buscadores permanentes de la confianza que perdimos en nosotros mismos, el problema es que la buscamos afuera.

Veamos los diez síntomas de este desencanto espiritual:Leer más »

La realidad inventada ¿Cómo sabemos lo que creemos saber? (Leído)

¿Has sentido últimamente que aquello que crees que es “real” no lo es tanto? Más que responderte sí o no a la pregunta, lo importante aquí es cuestionarte el porqué de las dudas y que, “aquello que das por sentado”, tiene tantas aristas, manifestaciones y relaciones implícitas, que es difícil saber si “es lo que es” en realidad. De eso se trata este libro; pocas veces un producto tan técnico logra atraparte de esta manera, intentaré hacer una breve síntesis de lo más fascinante que nos ofrecen estas 278 páginas.Leer más »

Cómo nos definen las intenciones

Caemos fácilmente en la ilusión de creer que podemos juzgar lo que somos y lo que son los demás simplemente por lo que hacemos o les vemos hacer. Este es el error común de la mente en la superficie, del estado de consciencia adormecida en el que constantemente vivimos. Realmente hay razones más profundas y simples para comprender por qué actuamos de determinada manera.Leer más »

Llega el momento en que tus demonios piden un infierno más grande (y P2)

Tus demonios en realidad no te piden un infierno más grande, sino que necesitan tomar el espacio necesario para habitar cómodamente según tu propia ignorancia. Es tu infierno, pero no lo administras; como tampoco sabes qué tamaño tiene entonces mandas toda clase de demonios para que vivan allá y la población crece y crece.Leer más »