Mujeres: los hombres somos simples

Crédito: http://www.expofashionmagazine.com/n-/es/11129/los-hombres-se-unen-contra-los-canones-de-belleza
Crédito: http://www.expofashionmagazine.com/n-/es/11129/los-hombres-se-unen-contra-los-canones-de-belleza

Varias cervezas de fondo, alguna conversación con una que otra amiga [valiente] y un par de posts en Facebook me han hecho llegar a esta entrada. Esto sale sin pudor, sin rigor y sin técnica. Tal vez algunas mujeres comprendan por qué les costará encontrar al príncipe azul (que por cierto destiñe…) y las feministas recalcitrantes se darán la razón a sí mismas sobre la “bajeza del género masculino”, luego de estar convencidas del hecho, casi científico, de que las mujeres las parió un cometa que iba con rumbo al centro de la galaxia y que accidentalmente chocó contra la Tierra. Sin casco y sin escudo, y con la verdad por delante, aquí voy: ¿Por qué los hombres somos simples de entender… y manejar?

* Ir a medirnos ropa NO es un deporte, ni nos relaja, ni es motivo para socializar, ni nos invita a pasar “una tarde animada”. Peor aún, cuando luego de ir a buscar una falda, se miden dieciocho blusas y ninguna les gusta por alguna razón indeterminada, y luego vuelven a la primera tienda a comprar la primera blusa que se midieron, para luego llegar a casa sin la falda…. ¡Hmmmmm! No nos pidan que estemos de buen genio.

* Cuando nos preguntan si “algo les queda bien…” y decimos que SÍ o NO, en realidad estamos siendo sinceros. Es real, en general casi no nos gusta adornar.

* Tienen razón con el problema del chorro urinario. Los sanitarios tienen un diseño inadecuado para el retador y noble menester de intentar atinar un errático chorro a más o menos 50 cm de altura. Aceptamos que tenemos que levantar el aro de plástico. También se ha extendido el mito de que orinar sentados retarda el problemita de la próstata, pero tampoco hay pruebas científicas contundentes que lo ratifiquen, no obstante, en nombre de la paz mundial y la equidad de género, nada se pierde con probar: orinaremos sentados en su honor.

* Uno puede estar a dieta, pero seguir mirando el menú. El planeta está poblado de otra miríada de mujeres que merecen que se les preste alguna forma de atención ¿O acaso ustedes no lo hacen? Reitero (reiteramos…) lo dicho: “alguna forma de atención”, con lo gaseosa y extensa que sea la expresión…

* Sí, somos simples y monotemáticos, lo aceptamos: mujeres, deportes, automóviles, economía – negocios… ciencia y otra vez mujeres. También conspiramos un poco.

* No socializamos en el baño. Vamos solos al baño. El baño es un espacio para hacer realidad necesidades fisiológicas, no emocionales. ¡Punto!

* ¡No entendemos las indirectas! ni las “miradas”, ni en general el complejo lenguaje de señas femenino!

* Cuando dan un largo rodeo para decir las cosas nos confunden. Por ejemplo, si la necesidad concreta que tienen es: “Poner la caja en el correo”, no empiecen con este cuestionario: ¿Para dónde vas ahora? ¿Te vas a ir en el auto? ¿Qué ruta vas a tomar? ¿Has pensado cómo llegar allá? ¿Será que te puedo pedir algo? ¿No te saco de la ruta…? Mira que son seis preguntas, simplifícalo, y tan solo di: ¿Puedes llevarme una caja al correo y enviarla? ¡Listo! Ya veremos si la llevamos cargada, a rastras, si podemos o no podemos, si nos vamos en el auto o no, si cogemos el metro, un coche tirado por caballos, el trineo de Santa… en fin… nos ponen nerviosos sus interrogatorios. Vayan al punto.

* Lo aceptamos, la etiqueta social no es nuestro fuerte, sobre todo si nuestro ejército de amigotes nos acompaña (y respalda). Sacamos nuestro verdadero yo, o una especie de alter–ego que con cuando estamos con ustedes no sale para no asustarlas, pero podemos ser de lo peor a veces. Tienen razón en molestarse. Somos básicos, terrenales, simplones, vulgares ¡Y lo peor, somos felices siendo así!

* Si no quieren respuestas del tipo “SI”, “NO” o “NO SÉ”, elaboren mejor sus preguntas; el problema no somos nosotros. Estas son respuestas perfectamente aceptables para casi todas las preguntas que hacen. Tampoco se vayan al extremo de preguntar “POR QUÉ”. Ustedes son inteligentes e intuitivas, elaboren un poquito más…

* Nuestra lógica masculina es muy diferente a la femenina. Si vienen a nosotros con un problema, casi que en automático asumiremos que esperan ayuda para resolverlo. Nos cuesta trabajo eso del “apoyo emocional”, créannos, también las abrazamos con el alma… pero nos toma tiempo comprender que es eso lo que quieren.

* Y de nuevo, si apoyo emocional es lo que quieren ¡Tan solo pídanlo! No lo tomen como machismo o dependencia a la vieja usanza… ¡Nooo! Nos gusta sentirnos útiles para ustedes, algo tan sencillo como “sentirnos necesitados por ustedes”. El reciente descubrimiento femenino de la “auto–suficiencia” nos ahuyenta… ¡Y después algunas de ustedes se quejan y nos preguntan por qué los hombres escaseamos…! En fin… feministas recalcitrantes indignadas en 3, 2, 1… ¡Bummm!

* Cito con comillas: “Cualquier cosa que dijimos hace 6 meses no es admisible en una discusión de hoy. Es más, todos nuestros comentarios quedan obsoletos y nulos después de 7 días, y en la mayoría de las veces en unas pocas horas”. Tenemos memoria de teflón: ¡Nada se nos pega!

Crédito: http://fofisanos.com
Crédito: http://fofisanos.com

* No permitan que seamos nosotros la medida de su gordura. No nos pregunten: ¡En eso NO podemos ser imparciales! Cuando se nos sale el patán, usaremos el SÍ para destruirlas. Cuando se nos sale el enamorado incondicional, ni siquiera nos fijamos cómo están; simplemente les diremos que NO están gordas. El problema es que ustedes se complican tratando de pescar una respuesta que no encaja en su lógica femenina. Hay un nutrido grupo de hombres que compartimos una exquisita predilección por la abundancia… Ustedes son lo suficientemente inteligentes para saber cómo explotar eso, dejen de estarnos endosando la excusa de ¡Ya no le gusto a él por gorda! Somos simples, el complique es de ustedes.

Cuídense y “oblíguenos” a cuidarnos.

* Cito textual: “Si algo que dijimos puede ser interpretado de dos maneras distintas y una de ellas las pone tristes o enojadas, lo quisimos decir de la otra manera”. Así de simple.

* Sean directas, somos simples: Nos pueden pedir que hagamos algo o decirnos cómo quieren que lo hagamos. No ambas cosas. Si ya saben la mejor manera de hacerlo, háganlo ustedes mismas ¡Y ya!

* Nuestra simpleza nos hace funcionar en un solo canal al mismo tiempo, es decir, o vemos la TV o conversamos con ustedes, pero no las dos cosas al mismo tiempo. Aprovechemos el extenso espacio de comerciales (Fox es muy generoso con él, por ejemplo) para conversar. Una cosa al tiempo, foco.

* Estamos convencidos de que tenemos un GPS biológico. Déjennos llegar sin preguntar. Digna y soterradamente aceptaremos nuestra derrota diciéndoles: ¡Pregúntale a este señor que cuál es la mejor ruta para llegar a…! Nótese que buscamos la mejor ruta así no tengamos ni puta idea de cómo llegar o de dónde estamos.

colores-hombre-mujer

* Nuestro espectro de luz visible y la forma de nombrarlo es sencillo. A duras penas somos capaces de distinguir y nombrar los siete colores del arco iris. Para nosotros amarillo es amarillo; ustedes crearon el amarillo canario, amarillo dorado, amarillo plátano y el amarillo verdoso… eso nos abruma.

* Si les preguntamos qué les pasa y nos dicen que “nada” asumimos que es cierto. No esperen un interrogatorio. Puede que intuyamos que sí les pasa algo, pero nuestra lógica simple nos ayuda a no cometer la estupidez de acercar la chispa al depósito de pólvora.

* Otra vez, si quieren algo, pídanlo, no lo esperen solo “porque sí”, ni asuman que “debería ser…”, o que es “obvio…”, o que “ya deberías saber eso…”. No es nuestro caso. Somos directos, secuenciales, lineales.

* A menos que te hayas ido a vivir con tu novio metrosexual, en general los hombres poco nos fijamos en lo que ustedes se pongan… es más, si estamos en casa, mientras menos ropa lleven, mejor. Otra cuestión es cuando eso que lleven puesto dé un mensaje… Somos territoriales y no nos gusta nada que atraiga miradas sobre el territorio. ¿Se entendió?

* Hagan que la espera sea agradable. Si vamos a salir y necesitan cambiarse ocho veces de vestido, arreglarse el pelo dos horas, maquillarse otras tres horas, ayuden a que nuestra espera sea amigable. Somos simples, a lo sumo en treinta minutos estamos listos.

* Parecido a lo de la ropa, la aterradora idea de “¿Me acompañas a la peluquería?” suena como cuando de pequeños, en medio de lo mejor del juego, te hacían ir a la iglesia. Sencillamente detestable, no lo haremos… Salvo que se trate de tu novio metrosexual…

Cuando nos preguntan qué estamos pensando y les decimos que “nada”, créannos, es en serio, a veces tenemos la cabeza vacía, en blanco. A veces solo nos quedamos mirándolas por el simple placer de mirarlas. De lo contrario, prepárense a respuestas del estilo:

  • Algo que tengo hacer / comprar / pagar…
  • Sexo…
  • Trabajo…
  • Bobadas…
  • ¡Nada…!

* No se decepcionen si la respuesta a la pregunta “¿Qué estás pensando?” parece superficial. Llegará el día en el que las sorprendamos con ¡LAAAAAA RESPUESTA! Y sentirán que el universo se sacude y que el mundo se abre a sus pies. Verán un lado nuestro desconocido y recobrarán la fe en nosotros… y les alcanzará hasta dentro de un tiempo que vuelva otra respuesta de ese estilo…

* Nos gusta vernos razonablemente bien. Tenemos suficiente de todo (ropa, zapatos, accesorios, etc.). También tenemos abuelas, tías, hermanas y mamá que nos surten de ropa cada cumpleaños y cada navidad. No tienen que competir con eso.

* La amiga que parece un mejor amigo no es tu rival, no te equivoques, es una más del grupo, es otro hombre, es intocable, es una fuente inagotable de sabiduría y conocimiento y la explotamos para sacarle información y ser menos torpes con ustedes.

Somos simples… no se quejen de los hombres que ustedes mismas educan y alimentan…

Crédito: http://static.eldoce.tv/sites/default/files/styles/site_nota_slider_contenido/public/nota/2015/08/31/Hombre-Panza.jpg?itok=WFjO6Eou
Crédito: http://static.eldoce.tv/sites/default/files/styles/site_nota_slider_contenido/public/nota/2015/08/31/Hombre-Panza.jpg?itok=WFjO6Eou

* Hay “gordibuenas” y hay “fofisanos”. Tener panza puede ser una virtud estratégica. Para los chinos la panza es un símbolo de riqueza y prosperidad… mujeres, deberían pensar como los chinos. Cultivar la panza también lleva una importante inversión de tiempo y comida.

* Nos hace falta estar solos, salir un poco del rebaño, explorar y volver. No es nada en su contra, no armen un drama. La vida se nos va complicando y salirnos es una forma de volverla a simplificar y desintoxicarnos. En condiciones normales, volvemos renovados y “siendo más de ustedes”, aunque también hay tristes historias de no–retorno ¿Vale la pena seguir al lado de alguien que no comparte el mismo interés de ustedes…?

* Somos padres, no madres. En condiciones normales existimos para relacionar a nuestros hijos con la sociedad, para forjar su voluntad, su capacidad de logro, su confianza en sí mismos, sus valores y su mente. Nos gusta jugar con ellos, tal vez más que alimentarlos y cuidarlos, simplemente entramos y salimos de esa función. Nos gusta que ellos aprendan de la vida, que vean el mundo y se estrellen con él, que nos acompañen a la calle y que sepan enfrentarse a las cosas. Es una misión distinta. También hay quienes escapan de esa misión, esa es otra historia…

Mujeres, podemos ser muy decepcionantes para ustedes, sobre todo si entran esperando muchas cosas de un cuento de princesas que no existe. Somos sencillos, terrestres, lineales, vagos. En todo caso creamos mucho del mundo en el que ustedes viven, lo quieran o no, y nos guste o no, las necesitamos a ustedes al lado. Un mundo de solo hombres es agotadoramente vacío y hostil. Ustedes son la mermelada del pan, por eso no se esfuercen en entender por qué sabemos a lo que sabemos, por qué somos simplones y secos. Más bien enfoquémonos en combinarnos para hacer un buen desayuno, alimentar la vida y nada más.

 

*

 

1-DMCV 🙂

Anuncios

18 comentarios en “Mujeres: los hombres somos simples

  1. Jajajaja, ¡fabuloso!, gracias por desvelar algunos misterios masculinos.

    De lo que dices, ya he tenido algunas experiencias e intuido, escuchado o leído algo escrito por hombres, pero me encontré con cosas nuevas y con cosas que ya sé que no debo hacer con mi pareja, pero las sigo haciendo, es bueno recordarlo.
    Muchas gracias.

  2. Buenas Paulo! Acabo de descubrir tu blog a través de Alberto de Tribuna Ávalon. No he podido más que reírme con los estereotipos porque creo que he conocido a hombres que encajan con algunas de las categorías. Por suerte, los humanos somos raros y no solemos contener mil generalidades a la vez. 😛

    Me gusta que reivindiques la simplicidad del hombre. Me gustaría que las mujeres también la reinvindicáramos más a menudo y nos saliéramos de ideas preconcebidas sobre lo que es ser mujer y femenina, muchas veces autoimpuestas.

    Seguimos siendo distintos, pero sobre todo personas. Y seguimos confluyendo en el mismo lugar, porque “nos necesitamos”.

    Te seguiré leyendo con mucho gusto 🙂

  3. Me he reído mucho, aunque como dices en una respuesta “hay de todo en la viña del señor” y he conocido hombres muy, pero que muy complicados.
    Genial lo de los príncipes azules que destiñen

      • jaja ahí va un ejemplo. Tenía un compañero de trabajo de peluquería cada dos semanas, con más ropa en el armario que una estrella de cine, y que tenía problemas cada vez que se iba a un viaje de trabajo porque no le cabía todo en el trolley, y lo más importante… no hay botes de gomina tamaño viaje, y el hombre no podía viajar sin gomina. A eso, añádele que se complicaba la vida de mala manera con todo.

        Aunque sí, la mayoría sois simples,algunos incluso demasiado. La frase “no quiero complicaciones” pertenece al vocabulario habitual de algunos.

        Hay gente para todo. Es lo mejor 😀

  4. Super!!!

    Ahi dejo mi humilde famina percepción:

    Hay etapas y tipos de gente, las que salen a medirse ropa por deporte, en realidad es por que no tienen nada mas productivo qué hacer – literal- yo pienso que la imagen física tiene mucho que ver con lo tenemos por dentro, desde ideas, pensamientos, alimentos, preocupaciones, alegrías, bla, bla bla. La inseguridad femenina tiene mucho que ver con debilidad mental y poca curiosidad.

    Los temas de chorro urinarios y modales salvajes y/o etiqueta son un tema mas de educación y disciplina e incluye a los dos géneros, no solo masculinos, puedo decir con mucho orgullo, que un alto porcentaje de la población fémina colombiana mantiene un muy buen nivel de “Carreño” sin embargo eso no significa que nosotras no tengamos nuestros propias momentos y “reacciones fisiológicas” y uno que otro descache, pero como mi madre dice “hay que educar el cuerpo”, question que muchos jóvenes no conocen en estos dias –si, estoy hablando de mujeres – gracias a la pobre educación y disciplina recibida en casa.

    Completamente de acuerdo con la mirada del menu, todos lo hacemos. En el nivel morrongo es bien maluco, siempre estar ocultando que si se está mirando…, nivel junior cuando la pareja lo pilla a uno pero casualmente en la misma perspectiva hay con que nos ayuda a encontrar una escapatoria, nivel senior; cuando podemos ver y hasta hacer un comentario homenajeando cualidades, nivel pro cuando la pareja invita al deleite del caldo de ojo….

    Para los temas de comunicación en general, si es bien claro que muchas mujeres tienden a complicarse con mil respuestas a un simple pregunta, o asumiendo siempre lo peor, y en fin andando entre acertijos como si fuéramos Rumpelstiltskin y nada mas incomodo que tener una conversación de ese tipo sin llegar a ninguna conclusion por falencias en la comunicación y autoconocimiento, es super comun si, pero el mundo esta evolucionando y debe ser un “must” buscar herramientas para mejorar primero nuestro proceso interno, después guíe a su novio para que mejore con usted, no es fácil, pero si quiere ser feliz hagalo.

    De acuerdo la lógica masculina difiere de la femenina, y yo creo que lo mejor de todo, es que es un complemento, que mamera que todo fuera igual.

    Si, nos gusta que nos apechichen, que tengan su propia iniciativa también, nosotras podemos darnos cuenta de pequeños detalles que a uds les llaman la atención y sabemos que uds también lo hacen solo que sabemos también que muchas veces olvidan almacenarlo en la carpeta “importante” del archivo mental, pero no importa siempre podran sorprendernos ..

    Si, no pedimos lo que queremos siempre y yo creo que es por aquellos apodos tan malucos; “gasolinera” busca marrano”, “aprovechada” sabemos que no es todo el mundo, pero sabemos también que asi como hay hombre que se creen con el derecho de una rato de pasión, por llevarnos a cenar, hay mujeres que no conocen de del valor que tienen como ser humano.

    En fin pa’ gustos no hay disgustos…

      • Bueno, en esta época de matrifocalidad moral el hombre aparece vapuleado por el supuesto crimen de no encontrarse a la altura de la mujer, tanto en la relación de pareja como en las habilidades para tener una conversación constructiva,e incluso en las capacidades sociales, pero esas apreciaciones, que no son otra cosa que dictámenes derivados de las leyes matrifocales, en el ambiente moral reinante coaccionan la defensa de valores masculinos e incluso de la exposición de la naturaleza del comportamiento masculino. Pues tu entrada me pareció genial porque expones genialmente esa naturaleza masculina –sin criminalizarla– en su convivencia con la mujer y en contraste con la naturaleza y la percepción que ésta tiene sobre el comportamiento masculino.

Tus comentarios le dan vida al sitio:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.