Lo que confesamos los lectores

Existimos seres a quienes nos gobiernan algunas obsesiones. Yo era de esos que me leía libros de principio a fin, no dejaba ni una página. Me sentía “sucio” si dejaba algo sin leer. Hasta las notas de pie de página, las notas de referencia al final de los capítulos o al final del libro y hasta los comentarios de la traducción los revisaba profusamente. Poco a poco y con los años me fui dando cuenta de cosas…Leer más »

Anuncios

Olor a libro

Oler-libro

El gozo es poderoso y también personal. Hay gente que goza comprando ropa, accesorios, perfumes, licores y esa clase de cosas. No obstante, también quedamos al margen los que gozamos comprando libros. Somos bastante escasos y raros.

Hace poco, en un curso que estaba haciendo, dos compañeras me cuestionaron con vehemencia porque dije en voz alta que me encantaba comprar libros y que no se los prestaba a nadie porque “los libros no perdonan ser compartidos con quien no lo merece”. Lo menos que me dijeron fue: “egoísta…”, que para qué compraba libros…, que para qué tener libros parqueados en la casa… y un largo etcétera…Leer más »