Algunas razones de por qué consumimos (1ra parte)

consumismo1

Si quieres darte cuenta de por qué a veces el dinero no te alcanza o si simplemente no te explicas en qué te lo gastas, aquí veremos algunas ideas de las limitaciones culturales, mentales y prácticas que conducen al desperdicio de tu presupuesto.

Pensamiento de “outsourcing”

Creemos que no sabemos nada y pagamos porque nos hagan todo. Esto se relaciona con la forma como somos educados y como el sistema nos obliga a pensar. Somos formados en la sobre-especialización; aprendemos a saber mucho de una sola cosa para encajar en un mercado laboral basado en la división del trabajo y la focalización funcional. Lo más sorprendente es que hoy día nos piden que trabajemos en equipo, que colaboremos, que hagamos redes y que innovemos.

El pensamiento de outsourcing nos lleva con facilidad a creer que “yo sólo puedo hacer lo que sé hacer” y que lo demás debe hacerlo otro. En consecuencia terminas pagando por muchas cosas que, si las aprendieras, podrías hacerlas tú mismo.

Carencia de habilidades y desinformación

La educación y los medios nos hacen creer que es necesario contar con expertos, incluso para las tareas simples y básicas. A esto se suman los comerciales de “aparatos milagrosos o mágicos” que hacen cosas triviales que se pueden solucionar con recursos caseros más sencillos, o que incluso resuelven una supuesta necesidad que es improbable que tengamos.

Por ejemplo, hace poco vi un comercial (de esos de tele-ventas) de una billetera metálica que no se moja y que resiste el paso de un automóvil encima… me puse a pensar y nunca he metido mi billetera de cuero a un chorro de agua y sería complicado que le pasara un auto por encima… es más, creo que es bastante improbable que eso ocurra. ¿Cuántas cosas cotidianas podrías hacer sin pagar por la ayuda? ¿Qué necesitas saber para suplir tus necesidades simples y básicas? Hacerlo por nosotros mismos puede ser más entretenido y económico que pagarle a alguien más.

Carencia de opciones y auto-limitaciones

El mercado ofrece trabajos de tiempo completo y espera que el poco tiempo que queda se invierta en consumo y entretenimiento, lo que a su vez es otra manifestación de más consumo. Esto deja poco tiempo para todo lo demás, especialmente para aprender y desarrollar nuevas habilidades.

separador nudo azul

Ejercicio simple: haz una lista de los bienes y servicios a los que regularmente accedes. Luego pregúntate ¿Yo cómo podría hacer esto? ¿Dónde lo podría aprender? ¿Cómo podría hacerlo en casa sin pagarle a nadie? Cosas como por ejemplo: arreglarse las uñas, pegar botones o remendar la ropa, cocinar en casa, comprar algo usado en vez de nuevo, ir a un lugar en otro medio de transporte que no sea el automóvil, hacer pequeños trabajos de plomería, prestar libros de la biblioteca, tener una huerta, fabricar limpiadores y otros productos caseros, aprender a hacerle mantenimiento a la bicicleta, el auto o la moto, reparar computadoras, hacer pequeños trabajos de plomería o pintura en casa, etcétera.

separador nudo azul

Tal vez no te hagas millonario con esto pero con el tiempo ahorrarás mucho dinero que podrás destinar a cosas que le agreguen más valor a tu vida; elevarás tu autoestima sintiéndote más útil y competente (sé por qué te lo digo, es una sensación deliciosa…); posiblemente podrás ayudarle a otras personas usando tus habilidades, profundizarás tu conocimiento y te harás una persona multifacética más libre y más interesante.

No fuimos educados para hacer cosas gratis

Si lo piensas bien, fuimos educados para tratarnos entre sí como mercancías y asignarnos un valor de intercambio; el discurso nos dice que ante los ojos de Dios y de la ley, todos somos iguales, pero en la práctica hemos armado un sistema económico y social basado en jerarquías de poder. Pensamos que la única forma de hacer cosas gratis es cuando ya tenemos mucho dinero de sobra para hacer lo que denominamos “filantropía”. Las actividades gratuitas que hacemos nos proporcionan oportunidades de aprender, conocer gente nueva, e incluso ganar algo de dinero extra.

Necesidad desesperada de estima y aprobación

Probablemente esta debería ser la primera razón de todas y la más inconsciente y oculta, sobre todo en nuestra Latinoamérica avergonzada y repleta de egos endebles. Arrastramos una herencia cultural donde el valor personal se da en gran medida por la cantidad de adornos materiales que nos rodean. El tamaño y el lujo de nuestra casa y automóvil, las amistades que tenemos, la vida social que nos damos, las vacaciones que tomamos, los restaurantes que visitamos, etcétera, son las marcas distintivas del estatus que nos sirve como carta de presentación. Los latinos damos mucha importancia a eso, incluso a costa de muchas cosas realmente necesarias y útiles.

Finalmente…

Esta es una carrera de ratas costosa y difícil de sostener, que nos hace darle prioridad a muchas cosas superfluas en vez de las necesarias.  Sí, ya sé, probablemente digas que tú no eres así, que esto es una sobre-generalización y que no todo el mundo actúa igual, pero te reto a salir a la calle y mirar a tu alrededor. Yo mismo he sido criticado por otra gente que me mira con desprecio porque uso el transporte público o la bicicleta en vez de sacar mi automóvil todos los días. Creen que soy alguna clase de tacaño o que soy tan pobre que no tengo con qué poner gasolina.

Espero haberte ayudado a entender por qué terminamos consumiendo muchas cosas que no necesitamos. Vendrá una segunda parte en la que brevemente explicaré cómo es que los medios manipulan nuestra mente para hacernos comprar muchas cosas inútiles.

Anuncios

Un comentario en “Algunas razones de por qué consumimos (1ra parte)

Tus comentarios le dan vida al sitio:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.