Leyes de Murphy en el trabajo y la oficina (tercera parte)

Siempre que alguien le ofrezca ayuda evalúe si esa “ayuda” no empeorará las cosas. Esto funciona en doble vía según la ley de Sodd: si usted ofrece ayuda, piense en cómo contribuirá a resolver el asunto; tal vez su intervención termine empantanándolo todo y usted salga más embarrado de lo que estaba antes de abrir su boca, sin mencionar las complicaciones adicionales que pueda crear al problema que existía. De ninguna forma hablamos de que la ayuda sea mala, sino que en ocasiones puede complicarlo todo un poco más.

La presencia de las leyes de Murphy es infaltable cuando se está ante nuevos productos o servicios: si es posible que en un cálculo se cuele un error, se colará, y justo ese error será el que se lleve por delante todo el proyecto. En cualquier fórmula, las constantes, especialmente si se basan en datos históricos, deberán considerarse esta vez, como variables. Desconfíe de cualquier cosa que haya funcionado y que se llame “modelo”, “prototipo”, “prueba” o “piloto”; la mejor aproximación a condiciones ideales es la que seguramente está más lejos de las condiciones reales.

Todas las promesas de entrega deben multiplicarse por un factor igual a dos (2,0). Recuerde siempre que los cambios importantes y las ideas geniales aparecen faltando pocos días para la fecha final de entrega, justo cuando el presupuesto comienza agotarse y cuando ya estaban resueltos los problemas importantes. Adicionalmente, tenga en mente todos los riesgos de lo que reciba: si lo que recibe viene con un manual de instrucciones, habrá algún tonto que lo deseche o lo archive en un lugar donde nadie pueda encontrarlo; las condiciones de servicio serán inferiores a lo que usted necesita; si lo que solicitó tiene un factor de seguridad y protección, habrá un idiota que rápidamente demuestre que se puede vulnerar.

complejidad murphy ley

Hablando de objetos perdidos, o que se pueden perder, tenga en cuenta que la localización de varios objetos importantes no se puede conocer de forma simultánea. Alguno, en algún momento, le hará perder horas valiosas buscándolo. Paralelamente, si encuentra un objeto, inmediatamente perderá otro; por eso, si busca el objeto A, empiece mejor buscando el objeto B para que “mágicamente” el A se manifieste. Recuerde que el mejor sitio donde se debe empezar a buscar es el último donde se espera encontrarlo. Tenga presente que todos los objetos inanimados misteriosamente pueden moverse lo suficiente como para estorbar, así parezca que están interviniendo en lo que usted hace.

En el caso de documentos esenciales, estos demostrarán sus condiciones vitales desplazándose espontánea y misteriosamente desde el sitio donde usted los dejó hacia alguna otra ubicación insospechada. Si archiva el documento, sabrá dónde está pero nunca le hará falta, pero si no lo archiva, lo necesitará y nunca sabrá dónde encontrarlo. Estas leyes aplican igual para archivos o correos electrónicos.

¿Le ha ocurrido la paradoja de la “llamada telefónica urgente”?: Si tiene papel, no tiene lápiz, si tiene lápiz no tiene papel, si tiene ambos no tiene dónde apoyarse para escribir o justo falla el lápiz, o sencillamente nadie le llama. Si es en su teléfono móvil, no tendrá batería ni buena señal justo para atender esa llamada crucial, o le llamarán justo en el momento en que no puede sacar el aparato para contestar.

Hasta aquí llega la penúltima parte de esta serie. En la última entrada conoceremos las “Leyes de Murphy Corporativas” relacionadas con el pre-supuesto, las soluciones contradictorias (pero efectivas), las leyes básicas sobre la generación de desorden y dispersión sistemática de mugre, y algunas leyes sobre la incompetencia administrativa y directiva.

Anuncios

Tus comentarios le dan vida al sitio:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.