De como aceptamos la mentira disfrazada de verdad

“Cuenta la leyenda, que un día la verdad y la mentira se cruzaron.

 

-Buen día. Dijo la mentira.

 

-Buenos días. Contestó la verdad.

 

-Hermoso día. Dijo la mentira.

 

Entonces la verdad se asomó para ver si era cierto. Lo era.

 

-Hermoso día. Dijo entonces la verdad.

 

-Aún más hermoso está el lago. Dijo la mentira.

 

Entonces la verdad miró hacia el lago y vio que la mentira decía la verdad y asintió.

 

Corrió la mentira hacia el agua y dijo… -El agua está aún más hermosa. Nademos.

La verdad tocó el agua con sus dedos y realmente estaba hermosa y confió en la mentira.

 

Ambas se sacaron las ropas y nadaron tranquilas.

 

Un rato después salió la mentira, se vistió con las ropas de la verdad y se fue.

 

La verdad, incapaz de vestirse con las ropas de la mentira comenzó a caminar sin ropas y todos se horrorizaban al verla.

 

Es así como aún hoy en día la gente prefiere aceptar la mentira disfrazada de verdad y no la verdad al desnudo.”

 

Jean-Léon Gerôme, 1896

 

🙂

 

 

Tus comentarios le dan vida al sitio:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .