Conversación con Andrea, la que liga

Andrea055

Hola Andrea, no sé quién seas y en realidad no importa. Tu papelito, como muchos, llegó a mis manos un día que estaba en el centro de la ciudad y caminaba hacia el metro. Lo que muchos hacemos es que evitamos recibir esta clase de publicidad porque normalmente ofrece basura y los papelitos en sí mismos se convierten en más basura.

El miligramo de responsabilidad social-ambiental que me queda activa mis neuronas motoras para no recibir esta clase de publicidad. Esta vez fue diferente, no sé cómo decírtelo, pero no pude aguantarme las ganas de recibir tu papel y una vez me subí al tren y tuve tiempo de leerlo me surgieron muchas preguntas  y cosas que quiero decirte. No es nada personal, no es por ti porque ni siquiera te conozco, es por lo que hace mucha gente como tú.

Tu papelito parece tu hoja de vida. Eso se te abona, has llevado el curriculum vitae al extremo de la simplicidad y de la capacidad de síntesis. Dices qué haces, para quién lo haces, tu aspiración salarial, dónde te pueden encontrar, tu trayectoria, cómo haces tu trabajo, horarios que manejas y restricciones éticas. Todo en un pequeño papelito de 10 x 7 cms. Los de Linkedin deberían estar asombrados de tu capacidad. Yo me gasto cuatro hojas carta para decir menos que eso. Felicidades, punto para ti.

Me traes al ser amado en 72 horas. No sé si eso sea mucho o poco tiempo, pero en todo caso puede ser muy poco para alguien que lleve una eternidad esperando. No obstante, tu ofrecimiento termina en algo que no me cuadra: “regresa arrepentido y pidiendo perdón”. ¡Gracias por la oferta! Pero no me interesa estar al lado de nadie que sienta un “extraño impulso” de tener que estar conmigo. Si ese alguien tuviera que arrepentirse ya lo hubiese hecho, si quisiera pedirme perdón ya me lo hubiera pedido. Al final será mi decisión si lo hago o no, pero si tanto me ama me buscará y si tanto le amo aceptaré que es humana y que se equivocó, tal y como yo posiblemente lo hice.

La otra cosa es que eso de que lo hagas “sin importar tiempo, modo y distancia” me pone un poco nervioso. Qué tal me termines trayendo una niña zombie. ¡No! Rotundamente no. Dejemos que venga por sus propios medios. ¡Gracias!

Trabajo a corta y larga distancia. Bueno, leí esto y no me sonó raro, habiendo tanta tecnología ahora se puede ligar al ser querido hasta con una app. Nada raro que dentro de poco saques la aplicación para traer al ser amado, además que con el poder hipnótico que tienen los smartphones hoy día, la “cena está servida”, no hay que hacer mucho esfuerzo, puedes embobar a quien quieras. ¡Hazme caso! Piensa en lo de la app para traer al ser amado, sin duda la distancia no será un impedimento.

Donación al ver resultados. No sé si esto equivalga a pago contra entrega, o a “satisfacción garantizada o le devolvemos su dinero”. Me suena un poco confusa la alternativa de cobro porque ¿Qué tal que la bruja no regrese? Entonces para poder facturar me vendrás a decir que tienes el conjuro perfecto para hacer que vuelva, sea como sea… ¿Y quién quiere estar con otra persona ‘sea como sea’? Sabes, en mi país, pese a su endeble sistema de justicia, a eso le llaman “violación”, “abuso sexual”. Pongámoslo un poco menos dramático, se puede llamar también obligación o conveniencia. Hay mucha gente que vende el alma por la comodidad de estar al lado de alguien a quien no quiere, pero que le da mucho de lo que sea que necesite: dinero, posición social, buen sexo, un cuerpo bonito, compañía (así sea mala…) y hasta algo de distracción para las noches de viernes y las tardes de sábado… todos hemos pasado por ahí, no voy a venir a dármelas de santo.

En todo caso se me hace un enredo saber cómo me cobrarías, bajo qué circunstancia facturas. Supongamos que la bruja regresa, está aquí a mi lado, la reconciliación es un manjar de los dioses, pero la vida sigue, el vacío permanece, la enfermedad no se va ¿Ahí qué? Me dirás con vehemencia: “¡Ya tienes a tu bruja, eso es lo que querías¡ ¿No? Mi promesa era esa, traerte a tu ser ‘amado’, no alguien con quien puedas construir una relación de amor de verdad”.

Haces ligamentos y retiras rivales. Imagínate la locura de todo esto: ¡Entonces yo soy tan poca cosa que tengo que hacer algo para “atontar” a alguien para que simplemente esté conmigo, así ella no quiera! Volví a recordar lo de la niña zombie… Igualmente soy tan poca cosa que nadie puede elegirme. Tengo que salir a “competir” para conseguir una presa y encima de todo me das el secreto para tener buena suerte en esta aventura. No opinaré sobre las ventas, los viajes o las guacas y mucho menos sobre la revisión del aura. Si miraras mi aura te darías cuenta de que está toda llena de remiendos y tal vez haya perdido un poco el brillo.

En todo caso, para concluir, aunque juiciosamente trabajes de lunes a sábado sin parar, sin ir al baño, sin almorzar, sin descanso, no me interesa tu oferta, muchas gracias. La bruja que me acompaña, aparte de que tuvo la gentileza de solo darme la mano y mirarle los ojos para cambiarme la vida, lo dejó todo para estar conmigo porque no tenía nada más que mucha fe en mí. No sé si puedas luchar contra eso, contra el genuino poder que mantiene unido el universo: el amor.

*

Anuncios

14 comentarios en “Conversación con Andrea, la que liga

  1. Que buen articulo este, sobretodo ese ultimo parrafo. Hay tanta gente desesperada que el sentido comun se vuelve obsoleto, entonces es ahi donde gente como Andrea toma accion. Pero por favor, seamos mas coherentes, sera posible? No se, no se. Yo igual que tu, no deseo que nada que se fue, vuelva. Todo pasa por una razon, y una de ellas es para evolucionar. Prefiero esto.

  2. Me parecio excelente el articulo, tienes la capacidad de envolver al lector y ” le obligas” a toda costa a llegar al final, el tema en si se las trae, incluso existe gente que aun leyendo tus observaciones, quieren experimentar, que vida no?? impredecible y dificil de entender, pero no a la vida sino a los vivientes… saludos desde CR.

  3. Nunca he acabado de entender cómo alguien puede usar este tipo de servicios. Cerca de mi casa muchas veces hay una persona que reparte papelitos de este tipo, anunciando a un doctor algo, que tanto te cura el mal ojo, como hace que recuperes el trabajo, como te resuelve la vida amorosa. Todo ello a un módico precio, por supuesto.
    Supongo que gente desesperada habrá siempre, y gente que se aprovecha de ello también. Simple ley de la oferta y la demanda

Tus comentarios le dan vida al sitio:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s