La incertidumbre como liberación

dejar-lo-conocido
La incertidumbre de dejar todo atrás y empezar un camino nuevo

Hace poco tuve una conversación con mi mamá en la que se me ocurrió decirle que quería hacer cambios drásticos en mi estilo de vida actual y correr algunos riesgos que llevo tiempo posponiendo. Luego de escucharme con atención y de un posterior silencio me dijo: “Ay, ¿Y eso no es muy arriesgado? ¿Qué van hacer para vivir?” Inmediatamente eso fue despertar y encarar la raíz de algunas de esas voces interiores y exteriores que se han incubado para decirme lo mismo desde hace mucho tiempo. Esas voces educaron un niño asustado e inseguro que tuvo que abrirse camino por la vida creando su propio mundo y que sigue luchando contra esas fuerzas de arrastre. ¿Te suena eso familiar? Seguro te ha pasado a ti…

El peso de las voces

Muchas de esas voces me han hecho ver los supuestos peligros de dar los pasos que he querido dar. Me han mostrado las supuestas tragedias que habrían de ocurrirme por arriesgarme, los monstruos a los que me tendría que enfrentar y los peligros que sortearía. Efectivamente, algunas de esas cosas ocurrieron, pero fueron un precio que estuve dispuesto a pagar y que me convirtieron en alguien más fuerte, sabio, inteligente, hábil, abierto, pragmático y valiente.

Si me lo preguntan, los mayores logros de la vida me han llegado producto de los problemas que he sabido resolver y de aquello que he sabido transmutar en innovaciones. Cuando hablo de logros no me refiero a compras materiales o tonterías externas. De lo que hablo es de transformaciones interiores profundas, que dicho sea de paso, terminaron reflejándose automáticamente en mi mundo exterior: ascensos en el trabajo, cambios de estilo de vida, recibir el agradecimiento de mucha gente, nuevas adquisiciones, nueva consciencia, abundancia, inclusión en proyectos, nuevos amigos y contactos, etcétera.

Ahora que lo pienso, muchas de estas ideas significaron lanzarme al vacío. No obstante, el costo de la parálisis era tan alto que no estaba dispuesto a pagarlo y a perderme lo que venía. Últimamente me he estado perdiendo el gusto de saborear la incertidumbre. No sé si sea la contaminación de la vida laboral donde siempre hay que tener aburridos y sistemáticos planes con resultados concretos (que nadie dice que no sean útiles e importantes…) en los que desde la entrada calculamos lo que viene. ¿Qué tal sería la vida si el trabajo consistiera en ensayar muchas cosas todo el tiempo? Esos trabajos existen, pero por ahora, no es el caso del mío…

Recuperar el gusto por la incertidumbre

incertidumbre - copia

La vida de muchos de nosotros flota en un mar de supuestas certidumbres dentro del mito de la seguridad y el control. No obstante, podría poner una escala de certidumbre y decir que las cosas están claras: hay un trabajo, un horario, cosas por hacer, un plan para el año y los próximos meses prometen estar parecidos al actual… incluso, ahora que me lo pregunto, si no hago nada distinto o la vida no me pone en otro camino de incertidumbre, los próximos años pintan iguales… indefectiblemente iguales. Esto puesto en perspectiva puede llegar a sonar aterrador.

Qué tal si la vida fuera distinta. Esta es tal vez una de las mayores bendiciones de conocer gente diferente o de viajar por el mundo y presenciar nuevas culturas. Quieras o no terminas experimentando nuevas formas de ver la realidad.  También los libros, las revistas, la lectura, los vídeos… y cualquier otra cantidad de recursos que hay hoy día para acceder al conocimiento del mundo son caminos simples para reinterpretarnos. ¿Será que ya te acomodaste al mundo conocido? Despierta…

Mucho del temor que experimentamos es porque sólo conocemos un camino y tendemos aferrarnos (apegarnos) a él pensando que es el único, pero ¿De qué te estarás perdiendo? ¿Cuánto tiempo más estarás en disposición de soportar ese encierro?

Finalmente, si vas a tomar una decisión y deseas tener una guía de preguntas que te puedan ayudar a poner las cosas sobre la balanza, te recomiendo la lectura y uso de este breve documento: “Antes de tomar una decisión en su vida hágase estas preguntas”, primer capítulo del libro de Debbie Ford.  Consúltalo en la Biblioteca del blog, sección “Artículos gratis”  desde donde podrás descargarlo gratuitamente.

Y recuerda una idea simple que me dijo una voz interior: “Vive un día a la vez…”.

Anuncios

Un comentario en “La incertidumbre como liberación

Tus comentarios le dan vida al sitio:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.