Día 3: Cambia y si no hay cambios cámbialo todo y cambia

cambio

Hemos hablado mucho del hastío y de la aburrición ¿Todavía no sabes qué es lo que te aburre en el fondo? Ah, se me olvidaba que nos sabes qué es el fondo porque todavía no lo has tocado. No sabes qué es “tocar fondo”. Ya quisiéramos tocar fondo de nuevo, pero esa es una cuestión que ocurre pocas veces en la vida. Es una bendición escasa.

Las tocadas de fondo son llamados al cambio inexorable. Cambias o te mueres, no hay alternativa. Posiblemente esa sea la raíz de tu aburrición, que no has experimentado nada nuevo últimamente. ¿Qué sería hacer algo diferente ahora? Creo que hemos intentado muchas cosas y nada ha pasado. Tal vez el problema sea ese, nos la pasamos intentando…, intento tras intento, pero no concretamos nada.

¿Qué sería de ti y de mí si nos zambulléramos de una buena vez? Creo que todavía no sabemos mucho de lo que nos aguarda más allá del miedo. Eso nos pasa todo el tiempo. Está esa llamada que no hemos hecho, ese perdón que no hemos pedido, ese paso que no hemos dado, ese hábito que no hemos adquirido y mucho más. Solo nos queda esa permanente sensación de comodidad y el temor a que la vida nos corra la butaca, nos tengamos que caer y nos debamos volver a parar.

Puedes decirme ahora que también es parte del juego aprender estar en paz, aceptar la realidad, vivir con lo que tenemos a la mano y eso nadie te lo discute, pero se me hace que eso es más el punto de llegada del cambio, a lo que me refiero es que quizás estemos en una prisión que ya nos tiene muy acostumbrados y no nos damos cuenta de que hay afuera todo un mundo por descubrir y que descubriéndolo nos descubrimos a nosotros mismos en él.

Como decía Jung: “todo viaje es un viaje interior”. ¿Cuándo fue la última vez que emprendiste un viaje? A donde fuera y a hacer lo que sea, no importa, pero salir de donde estás. No para tomarte vacías fotos sonriente, sino más bien para expiar tu miseria mientras te maravillas con la inmensidad del mundo y la pequeñez de tu vanidad. En eso somos todos parecidos.

Puede que te estés enquistando en el lugar en el que estás y sigas ahí sin darte cuenta porque es el único mundo que conoces, pero con todo, el acto de cambiar, salir, confrontar y hallar diferencias te puede llevar a hundirte más en el odio a tu realidad o lanzarte para amarla de formas totalmente incomprensibles por cualquiera que no haya experimentado esa forma de amor.

 

*

Anuncios

2 comentarios en “Día 3: Cambia y si no hay cambios cámbialo todo y cambia

Tus comentarios le dan vida al sitio:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s