Conversaciones incómodas: La estrategia del Judo

judo

Estrategias para lidiar con bravucones, inseguros, brujas, caraduras, chismosos y otro tipo de molestias “sociales” en el trabajo y la vida diaria

Vengo notando un patrón común: una de las mayores fuentes de cansancio, hastío y desinterés en el trabajo para mucha gente, tiene que ver con los pequeños y menudos conflictos que se desencadenan entre personas y la permanente necesidad de estar cuidando la imagen personal porque en cuanto te ven el lado flaco: ¡Pum! Por ahí te llega el golpe que te desestabiliza. El trabajo, más que eso, de manera creciente se convierte en un campo de batalla disfrazado.

En esta primera entrada veremos algunas ideas que pueden ser útiles para bandear estas circunstancias y evitar que las tonterías, inseguridad y nimiedades de los demás nos compliquen la vida.

¿Por qué la estrategia del Judo?

Escapa a mis propósitos y conocimientos hacer una disertación sobre el Judo como deporte. Aquí solo resumo algunas ideas del Judo como conjunto de estrategias y principios para ilustrar por qué puede servirnos para conversaciones con diversas variedades de “pendejos”:

El Judo, tiene como objetivo derribar al oponente usando la fuerza del mismo. En el estudio del Judo, la no resistencia constituye un principio técnico primordial. Un Judoca debe ceder a la fuerza de su oponente conforme si se es empujado o traído, ya que, al obrar así, no solamente se anula el esfuerzo contrario y se optimiza el gasto de la propia energía, sino que facilita más la conservación del equilibrio de lo que se lograría al ofrecer resistencia, al tiempo que se debilita el equilibrio del oponente. En una palabra, es la manera de aceptar las cosas según se presentan para cambiarlas ventajosamente.

En la estrategia del Judo utilizamos tres principios generales que luego podremos extrapolar a las conversaciones: El movimiento, el balance y el apalancamiento.

1. El movimiento: moverse para desbalancear o “sacar del equilibrio” a su oponente y así neutralizar sus avances iniciales.

2. El balance: mantenernos en equilibrio, plenamente presentes y conectados con la situación para comprender cómo fluir con el ataque y superarlo. Se trata de la mentalidad de no responder a la fuerza con más fuerza, sino más bien hacer un uso inteligente de la fuerza del momento.

3. El apalancamiento: usar la fuerza del oponente en su contra o estar atento a nuestra propia estabilidad para poder apoyarnos al momento de “derribarle”.

Tecnica-judo-conversacion

Lo reitero antes de seguir, aquí no se trata de una disertación profunda sobre el Judo como deporte. Tal vez haya algún lector que lo practique y esté diciendo ¡Cómo es posible que este irresponsable diga todo esto! De nuevo reitero es que se trata de adaptar ideas detrás de este deporte a situaciones donde nos tenemos que enfrentar a gente con la que definitivamente no nos podemos dejar derribar con sus palabras… continuemos.

Estos principios (movimiento, balance y apalancamiento) los utilizamos combinados; al hacerlo tenemos cómo enfrentar cualquier situación por compleja o sencilla que sea.

Cuándo utilizar la estrategia del Judo en una conversación

La del Judo, como cualquier estrategia, no sirve para todo ni se puede usar en cualquier situación. Estas son algunas situaciones en las que podría ser recomendable utilizarla:

  • Te quieren pisotear: Eres un “jugador pequeño” frente a jugadores más grandes (David contra Goliat). Por ejemplo, cuando conversas con tu jefe, un gerente de proyecto o un directivo de la compañía a la que perteneces y éste o ésta se imponen ante ti como un “adversario”: ¡Simplemente no te quieren dejar hacer algo que sabes que funcionará! O también ¡Se atreven a poner en duda tus habilidades o tu competencia profesional!
  • Te quieren frenar: En este caso eres un jugador fuerte, queriéndote moverhacia otras áreas o dominios donde hay oponentes fuertes en tu contra o que no quieren que avances. Por ejemplo: eres el nuevo jefe de un área y tus nuevos colaboradores boicotean tu trabajo, tienes una idea que puede no convenirle a otro, pones en riesgo el “supuesto poder” de alguien más, etcétera.
  • Les asustan tus habilidades: Demuestras que tienes un talento especial o una manera revolucionaria de abordar un problema que nadie más ha resuelto y que pone al descubierto su incompetencia.
  • El adversario es enorme: Puede que en este caso tu oponente no haga nada específico contra ti, pero sea necesario prevenir que use su poder para sacarte del camino. Por ejemplo, ¡Un alto directivo que cambie de opinión con facilidad!, ¡Alguien que le hable al oído a personas más poderosas e influyentes y que lleve “cuentos” tuyos!
  • Es difícil salir victorioso en un cabeza a cabeza: Esta situación tiene que ver aquellas disputas que, aunque el adversario tenga el mismo tamaño y fortalezas tuyas, tal vez sea difícil salir airoso en un cabeza a cabeza porque esta persona posee otros recursos que tú no tienes o porque incluso cuente con recursos que ni sospechas que tiene y que es mejor no ponerse a “explorar”.
  • Es necesario lidiar con el oponente: Este caso se da cuando ninguna de las situaciones anteriores se manifiesta completamente, pero las circunstancias te muestran con claridad que es necesario hacer algo concreto con ese oponente para neutralizarlo.

judo01

Antes de culminar esta primera parte agrego unos principios adicionales de la técnica del Judo:

  • Uno de los artes más importantes que se aprenden en el Judo es el de superar el primario hábito de emplear la fuerza por la fuerza.
  • El Judo no se emplea para “dañar” al oponente sino para neutralizar su capacidad de ataque y de combate.
  • La sencillez es la clave de todo arte implicado en el Judo. La limpieza y la sutileza en la técnica, así como la suavidad y la delicadeza en la estética, son esenciales en la práctica del arte.
  • El valor del Judo en la conversación se basa en la forma como se aborda mentalmente la situación, no en el evento en sí mismo. Pueden incluso existir conversaciones donde sea preferible evitar el uso del arte del Judo.
  • El fracaso en la confrontación es razón suficiente para revisarse y volverlo a intentar de forma diferente a la anterior. De ninguna forma es un motivo de desánimo, son simplemente hallazgos de faltantes en el perfeccionamiento de la técnica.

Hasta aquí dejamos la revisión de los principios aplicables al arte del Judo en la conversación incómoda.

*

Anuncios

Tus comentarios le dan vida al sitio:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.