El camino del héroe: la noche oscura del alma (4)

Lonely man walking on a beach

No todo en el camino del héroe son laureles, pruebas superadas y triunfos. También están presentes los momentos de desesperación, tristeza, soledad y confusión. El héroe se tiene que medir por sí solo a las pruebas y a la incertidumbre de verse vulnerable, enfrentando lo que se conoce como: la noche oscura del alma.Leer más »

Anuncios

El camino del héroe: La Iniciación (3)

rito-de-paso

¿Te has sentido en medio de un ritual de iniciación en algún misterio de la vida? Ya no iniciamos el alma en ningún saber oculto; simplemente llenamos la cabeza de títulos y conocimiento instrumental para encajar en un sistema donde todo es consumible, rentable y pre-diseñado. La iniciación en el camino del héroe es un paso crucial para el proceso que se emprende una vez estamos arrojados a la aventura. Como lo aclara Campbell en su libro:Leer más »

Critica mi vida cuando la tuya sea un ejemplo

 

Criticar-vida

Sí, hazlo cuando estés seguro de que no te ha pasado, de que no lo has hecho o de que ni siquiera te ocurrirá, sólo en ese momento siéntete con el derecho de criticar mi vida. Inclusive, ni siquiera entenderás en qué contexto me ocurre lo que me ocurre, ni por qué hago lo que hago, ni cómo decido lo que decido. Mi frase quizás te sonará impertinente y hasta grosera, pero ¿Quién fue el que se metió primero donde no era llamado ni bien recibido?Leer más »

El Camino del Héroe: Negarse al llamado o decidirse a cruzar el umbral (2)

ballena-jonas

Seguramente nos hemos sentido estancados, perdidos, sin rumbo y sin propósito. Decimos que estamos “de malas” y dejamos “al afuera” la raíz de todo lo que nos ocurre, como si el mundo nos debiera algo. Vienen a nuestra puerta múltiples llamadas a la aventura y varias de ellas simplemente no las contestamos o les damos la espalda; de un portazo nos negamos quizás por aferrarnos a la idea de seguridad que abrigamos. Ya hemos revisado el llamado a la aventura cuando es aceptada. Lo que viene a continuación es el costo de no aceptar el llamado, a lo que Campbell se refiere como:Leer más »

Breve historia del día en que acepté la aventura

country road

Fue el 26 de abril de 2006, y justo regresaba de unas largas y poco planeadas vacaciones. Todo empezó con una llamada telefónica como a eso de las 9:00 de la mañana: era mi jefe de ese tiempo, venía de camino del aeropuerto y luego de un breve saludo me dijo con prontitud que me dirigiera a otra sede de la compañía donde debíamos reunirnos con alguien más y que luego me quedara con ella para revisar personalmente algo importante que tenía que ver conmigo.Leer más »

El Camino del Héroe: La separación y el llamado a la aventura (1)

Dios_mercurio_Anamabe

Cualquier cosa que te cambie las tripas de lugar es el comienzo del camino del héroe… La llamada es el primer paso: Tienes un pálpito, sientes que algo te va a pasar, algo absolutamente tentador y seductor, algo que no tienes ni idea sobre si es “bueno” o “malo” o sobre cómo saldrá. La llamada a la aventura puede ser para vivir o para morir. Puede ser la promesa de una nueva vida o un absoluto fracaso. La llamada a la aventura encierra temor y, sobre todo, riesgo.Leer más »

Lo que ocurra

Lo que ocurra

¿Para qué empeñarnos en explicar todo lo que nos ocurre? Así tengamos explicaciones sobre cada experiencia, en sí mismas son inútiles. Casi nunca somos capaces de poner en palabras la experiencia. Es como tener mucha información sobre los ríos del mundo, su ubicación y caudal, pero no sabemos nada del agua. Tendríamos que bañarnos en el río o beber su agua, y tal vez demos una descripción de lo que nos pasó a cada uno, pero nunca será “la experiencia”.Leer más »

El Camino del Héroe

Dios-Apolo-Heroe

¿Cómo y cuándo te has conectado con tu propio heroísmo? Nos hemos creído el cuento de que jamás hemos hecho nada heroico. Si nos preguntan por nuestros héroes, nos toca hacer una pausa y empezar a repasar mentalmente la lista para encontrar varios nombres al azar; incluso varios de ellos los decimos con duda porque no estamos seguros de “qué tan héroes son” para nosotros. Otras veces, como he podido atestiguarlo, empezamos a decir con un leve balbuceo que nuestros héroes son “nuestros padres” como si se tratara de un infantil y socialmente aceptable acto de lealtad el hecho de reconocer que ellos “lo fueron” (y digamos que de hecho  ha sido así).Leer más »

Mujeres: los hombres somos simples

Crédito: http://www.expofashionmagazine.com/n-/es/11129/los-hombres-se-unen-contra-los-canones-de-belleza
Crédito: http://www.expofashionmagazine.com/n-/es/11129/los-hombres-se-unen-contra-los-canones-de-belleza

Varias cervezas de fondo, alguna conversación con una que otra amiga [valiente] y un par de posts en Facebook me han hecho llegar a esta entrada. Esto sale sin pudor, sin rigor y sin técnica. Tal vez algunas mujeres comprendan por qué les costará encontrar al príncipe azul (que por cierto destiñe…) y las feministas recalcitrantes se darán la razón a sí mismas sobre la “bajeza del género masculino”, luego de estar convencidas del hecho, casi científico, de que las mujeres las parió un cometa que iba con rumbo al centro de la galaxia y que accidentalmente chocó contra la Tierra. Sin casco y sin escudo, y con la verdad por delante, aquí voy: ¿Por qué los hombres somos simples de entender… y manejar?Leer más »

Ocio, la felicidad de no hacer nada (leído)

Oso Panda comiendo Bambú plácidamente. Una clara imagen del ocio. Ocean Park, Hong Kong, mayo de 2011
Panda comiendo bambú plácidamente. Una clara imagen del ocio. Ocean Park, Hong Kong, mayo de 2011

“El verdadero lujo de nuestra época es el tiempo”

Con esta sugerente frase el físico y periodista Ulrich Schnabel nos abre la puerta a esta concepción totalmente distinta. Con este libro empiezo una nueva tendencia en el blog relacionada con la lectura de libros y mis comentarios sobre ellos. Aunque ya lo he hecho tímidamente, hasta ahora no me había atrevido a crear entradas completas de este estilo y qué mejor que empezar con este estupendo libro que tiene que ver con mantener las cosas simples y la cultura del slowdown. Sin más preámbulos entremos en materia.Leer más »

Un día a la vez

Mati-papa-en-hamaca

No sé si sea cuestión de la edad o qué, pero cada vez se torna más serio eso de no postergar más todo aquello que es importante hacer en la vida. Ahora es real el hecho de que se nos acaba el tiempo, ya empieza a desvanecerse esa idea de la “inmortalidad” y toda esa mitología de Men’s Health y Vanidades. Resultó ser que todo era un cuento, y así mi abdomen estuviera plano y correctamente demarcado, las cosas seguirían iguales.

Ya es momento de llegar a la “mediana edad” y de quitarnos las máscaras, poner las cosas en perspectiva y hablar de frente de lo que ocurre. Treinta y ocho años después y en general para los nacidos en la segunda mitad de la década de 1970, probablemente sea esto lo que nos está pasando.Leer más »

El tiempo por el desagüe

desague

¿Por qué si la vida es tan corta, hacemos tantas cosas que no nos gustan y tan pocas cosas que nos apasionan?

Hace poco fue mi cumpleaños. Como dicen por ahí: “Estoy en una edad en la que estoy demasiado viejo para buscar trabajo y demasiado joven para morir”. Esta parece ser toda una cuestión existencial, pero vista con calma, tiene más de las socorridas enfermedades sociales de las que tanto he conversado en el blog.

Finalmente ¿Quién es el que pone el límite? ¿Quién juzga eso? Pues todos nosotros, el colectivo. Todo esto se ha convertido en una costumbre. Un laptop comprado hace tres años es viejo, así funcione perfectamente y así los nuevos hayan evolucionado muy poco. Lo mismo parece ocurrir con todos nosotros: nos hemos acostumbrado a tratar a los demás y a nosotros mismos como material desechable, como bienes consumibles.Leer más »